Edición Impresa

Cara a cara

Monica Salvatierra 7/12/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_El caso de los ítems fantasmas en la alcaldía se ha convertido en un pozo profundo y oscuro. Una pérdida anual de más de 9 millones de dólares debe ser investigada y esclarecida con la mayor transparencia posible. Sin embargo, no es esa la sensación que queda. Es absolutamente recriminable que la Fiscalía no hubiera hecho nada durante dos meses que tuvo la denuncia en su poder. No es lógico que, cuando la población requiere más información, desde la Alcaldía anuncien que no se hablará del tema, dizque para colaborar con el Ministerio Público, sembrando mayores dudas. ¿Y el Concejo de la pasada gestión qué hizo al respecto? ¿No sospechaban sus miembros que algo así estaba ocurriendo? La exalcaldesa, por su parte, intenta posicionar que cuando se contrató a Antonio Parada (el principal acusado) ella no era la primera autoridad de la alcaldía, pero los ciudadanos de Santa Cruz de la Sierra recuerdan el poder que ella tenía en el manejo legislativo y ejecutivo de este municipio.

_El MAS está esmerado en castigar la corrupción municipal cruceña. Desde Evo Morales, pasando por asambleístas, dicen que el dinero de la corrupción se usó para financiar el paro de los 21 días. Da la impresión de que están a la caza de cualquier hecho que les permita deslegitimar esa protesta ciudadana. Por supuesto que ese afán partidario, instruido por su jefe máximo Evo Morales no ayuda al esclarecimiento. Al contrario, lo distorsiona. El mundo no empieza ni termina en los intereses de esa tienda política. Deberían dejar que las investigaciones avancen de manera profesional si en verdad quieren esclarecimiento y sanción.



Comentarios