OpiniónEDICIÓN IMPRESA

Cara a cara

23 de diciembre de 2021, 4:00 AM
23 de diciembre de 2021, 4:00 AM

Javier Cedeño desnudó una red de corrupción en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra. Involucró a la exalcaldesa Angélica Sosa, al esposo de ella y a un entorno de confianza. Es más, reveló que el exalcalde Percy Fernández fue aislado de los funcionarios municipales, que Sosa le construyó un búnker y que ella era el nexo entre la otrora autoridad y el mundo exterior. Sin duda, una trama escalofriante que debe indagarse y sancionarse, en la medida que se vaya comprobando la comisión de delitos. Lo que quedó en evidencia pública, hace mucho tiempo, es que se hicieron todos los esfuerzos desde el Ejecutivo Municipal para evitar la fiscalización de parte del Concejo y que había falta de transparencia, que se reflejaba en la dificultad de acceder a información oportuna y adecuada, cuando esta era requerida. Los cruceños quieren investigación y esclarecimiento, no hay dudas al respecto. Lo que no es aceptable es que se vulnere el debido proceso. Todas las personas tienen derecho a defenderse y nadie merece atropellos de parte de la Fiscalía ni de la Justicia. En la medida que se actúe con respeto a las normas y sin directrices políticas, las pesquisas serán más creíbles.

Hay un solo detenido por el caso Las Londras, donde 17 personas, entre productores, periodistas y policías, fueron secuestrados y torturados. Se dio a conocer que hoy se realizará una audiencia en la que el único preso, perteneciente a un grupo irregular armado, pretende que se le conceda libertad. Ni los periodistas ni los ciudadanos olvidan los abusos cometidos ni el peligro que significa que personas encapuchadas y armadas sigan actuando impunemente en el país.

Tags