Opinión

Cara a cara

Monica Salvatierra 5/1/2022 05:00

Escucha esta nota aquí

Flurona es la infección simultánea de coronavirus e influenza en una persona. Ambas enfermedades afectan las vías respiratorias, pero según estudios en Israel y Estados Unidos, no se trata de una nueva variante o de otra infección (diferente a las ya mencionadas y conocidas). Se sabe que en Santa Cruz de la Sierra hay más de un caso y que son varios los países del continente que ya registran pacientes con ambos males. Hasta el momento, la mujer embarazada que presentó esta infección en Israel no ha mostrado un cuadro grave y tampoco ha sido así con las personas registradas en España. Por tanto, no hay que entrar en pánico ni dejar que gane la ansiedad ante las noticias. Solo hay que cuidarse y seguir las pautas de la medicina para superar el covid y el resfrío.

Un poco de cordura, por favor. Siguiendo la corriente de Evo Morales, aparecen dirigentes y asambleístas del MAS que cargan contra los técnicos del gabinete y de otros niveles del Poder Ejecutivo porque no militan en esa tienda política. En plena crisis de salud y de la economía es inconcebible que el principal mérito requerido sea ser político (haber hecho méritos en la campaña o ser leal al ‘jefazo’) antes que saber cómo llevar las riendas de cada sector. Hay un extravío que le puede costar muy caro a Bolivia. Lo peor es que el Tribunal Electoral avaló un estatuto partidario en el que se indica que no puede trabajar en el sector público quien no se haya inscrito en el MAS. En síntesis, asumen que el país es propiedad de los masistas y que pueden hacer y deshacer en función de sus intereses partidarios, relegando los de todos los ciudadanos.

Comentarios