OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

15 de abril de 2022, 9:32 AM
15 de abril de 2022, 9:32 AM

Ahora hay contrabando de combustibles de Bolivia hacia los países vecinos. El Gobierno compra gasolina cara en el mercado internacional y la vende barata dentro del territorio nacional. Eso es el subsidio a los carburantes que cada año lacera más la economía y que nos hace vivir como en una burbuja. El problema es que la salida de esos líquidos enriquece a unos cuantos a costa del dinero de todos. Varios de los países que nos rodean tienen mercados desregulados para la gasolina, el diésel y el gas. En Bolivia no es así y encima no hay control en las fronteras. Por eso estamos como estamos, mientras el Estado termina siendo el tonto útil de los vividores que se enriquecen con la ilegalidad.

 Tarija está de aniversario y celebró casi en ausencia del presidente. Luis Arce estuvo en la ofrenda floral y se marchó. No compartió con las autoridades subnacionales y no escuchó lo que esa región tenía que decir. No es bueno gobernar de espaldas a los que no son afines. El primer mandatario debería escuchar a todos los ciudadanos y en todas las regiones.

Daniel Ortega ahora persigue a los artistas. ¡Qué lejos quedó aquella imagen del revolucionario idealista que inspiró trovas y a toda una generación! El ahora dictador de Nicaragua se encargó de encarcelar a los opositores, al sacarlos del camino a la Presidencia, y ahora arremete contra los cantantes, porque se atreven a pedir una Nicaragua libre. El arte es poderoso, como es poderoso el derecho a la libre expresión, que ahora tiene tanta censura en ese país.

Tags