Opinión

OPINIÓN

Cara a Cara

7 de junio de 2022, 4:00 AM
7 de junio de 2022, 4:00 AM

¡Qué maltratada está Santa Cruz de la Sierra! No es un solo problema, sino decenas de ellos. Por ejemplo, aceras desiguales por todas partes; se construyen con diferentes materiales y niveles, aunque estén lado a lado; en algunas casas no existen y se llenan de hierba que el vecino no corta. Una persona no puede caminar sin estar subiendo, bajando o yéndose a la calzada para esquivar los obstáculos. Ni qué decir si hay que avanzar en una silla de ruedas. Ese caos es poco amigable.

 Nombres de calles sin ortografía, una patada en el estómago. Cómo será que ha estado mal la concepción de la urbe, que se hallaron al menos 500 errores en la señalética de las vías de la ciudad, como si la tilde no importara, como si los nombres fueran intrascendentes. Además, hay unos contrasentidos increíbles, calles por las que no se sabe si se va o se viene porque no tienen dirección indicada, o que marcan un sentido cuando el tráfico va por el contrario. Un verdadero dolor de cabeza. Santa Cruz de la Sierra merece mejor suerte. Es una ciudad llena de color y alegría. No se entiende que deba estar tan desordenada y descuidada por el municipio.

 Lo que sí engalana a la ciudad es la Feria del Libro. El fin de semana hubo buena concurrencia, los salones estuvieron constantemente ocupados con presentaciones de autores o coloquios. En el corazón del salón principal hay un pequeño escenario que tiene presentaciones de todo tipo: teatro, música, etc. Los autores independientes son más protagonistas que nunca. Es un verdadero orgullo.

Tags