OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

22 de junio de 2022, 4:00 AM
22 de junio de 2022, 4:00 AM

Ocho horas largas duró la reunión entre el presidente Arce y el ‘estado mayor’ cocalero al mando del ‘jefazo’ en la Casa del Pueblo. También participaron autoridades de la ALP y ministros de Estado. No pasó inadvertida la ausencia del vice Choquehuanca. Nada que ver su ‘faltazo’ con las tensiones desatadas en el MAS. La unidad del masismo goza de buena salud, garantizan los azules. Lo demás es especulación pura…

Como sus principales figuras no dijeron nada, el vocero presidencial salió a calificar el encuentro como ‘altamente positivo’ y anticipó otro más en julio porque queda mucha tela que cortar. Como la que ofrece la reactivación económica, la crisis alimentaria, la generación de empleos, la seguridad jurídica para invertir, el Censo, la reforma del sistema judicial, la corrupción campante y el auge del narcotráfico, entre otros. Temas cruciales que interesan a todos los bolivianos y que deberían abordarse en profundidad, seriamente y sin exclusiones

Uno de esos temas, relacionado con la seguridad alimentaria, fue tocado ayer en un foro del Grupo EL DEBER que convocó a los principales sectores productivos, la Gobernación, la Uagrm y otras entidades. Dos ministros del área de desarrollo y el director de Emapa fueron invitados. Para ajustarse a su agenda incluso fue cambiada la fecha del foro. Pero brillaron por su ausencia. Rehuyeron al debate. No les hace falta. De repente tienen a mano la receta contra la falta de alimentos y la hambruna que amenazan al planeta. Incluyendo a Bolivia, país pobre y merecedor de mejor suerte.

Tags