Opinión

Cara a Cara

El Deber logo
22 de octubre de 2017, 21:12 PM
22 de octubre de 2017, 21:12 PM

En Cataluña buscan la independencia, pero se pueden quedar temporalmente sin su autonomía. Rajoy pidió la destitución del presidente Puigdemont y de su gobierno, la convocatoria a elecciones adelantadas y la intervención de la Policía local y de los medios de comunicación públicos. Es decir, si el Senado aprueba esta semana el artículo 155 de la Constitución española, los catalanes volverán prácticamente a ser gobernados desde el centralismo madrileño. ¿Cuánto soluciona o empeora la crisis esta medida inédita del primer mandatario de España? Es un misterio, como también lo es el camino que tomarán los independentistas en esta semana clave. En realidad, la sensación es que los españoles han entrado a una especie de callejón sin salida.

La instrumentalización política de la muerte de un joven indigna en Argentina, que ayer concurrió a las urnas. “Santiago (Maldonado) QEPD. Perdón por tantos hijos de mil putas a los que jamás les importaste y que solo te usaron para sacar ventajas políticas. Perdón”, tuiteó el periodista argentino Paulo Vilouta. Un texto que recoge el sentimiento de los que también vemos con indignación desde fuera esta dolorosa historia y su bochornoso manoseo electoral.

El ruso Vladimir Putin, el iraní Hasán Rouhaní y el peruano Pedro P. Kuczynski estarán el próximo mes en Santa Cruz. También se gestiona la visita del argentino Mauricio Macri y del brasileño Michel Temer. El motivo es la cumbre del gas que espera a diez jefes de Estado. Hay $us 1 millón para organizar esta cita en la capital cruceña. Una oportunidad para, al menos, ‘maquillar’ otra vez la ciudad. 

Tags