Opinión

Cara a cara

14 de enero de 2023, 5:00 AM
14 de enero de 2023, 5:00 AM


El singani boliviano, por naturaleza, es ahora reconocido en Estados Unidos como Hecho en Bolivia. Este cambio nació con la ayuda del cineasta Steven Soderbergh, que conoció la bebida gracias a su colega cineasta, el boliviano Rodrigo Bellott, que dirigió el casting de la película CHE, guerrilla, grabada en Bolivia (2008). El ingreso del Singani 63 a EEUU cambió los volúmenes de exportaciones. De acuerdo a datos oficiales, EEUU aumentó las importaciones en un 422% en la última década y desde ahora se potenciará. Con esto se beneficiarán 35.000 familias en forma directa y 22.000 personas indirectamente. Un dato curioso: Japón es el segundo destino de exportación. Un logro y un reconocimiento para brindar.

Entre las curiosidades de la semana que termina no pasó desapercibida la tarjeta de Jair Bolsonaro. En realidad, la usaba él, pero era del Estado brasileño. Se conoció hace unas horas que el expresidente del vecino país gastó millones de dólares en panaderías, restaurantes, tiendas de mascotas y heladerías en cuatro años de su gobierno. Algo así como $us 5,3 millones con la tarjeta corporativa del Gobierno. Casi el 50% de los gastos fueron realizados en hoteles, donde solía ir a descansar después de largas jornadas laborales.

Los compromisos que se asumieron, con planes, anuncios y respuestas mueren en un viernes de lluvia, truenos y pronósticos reservados. No pocas cosas que se anunciaron se suspendieron, se quedaron en el camino, cambiaron de rumbo, se esfumaron, se desvanecieron. Procesos, audiencias, marchas, actividades, declaraciones, vidas, procedimientos, se cayeron y callaron. Palabras plenas y palabras vacías. Las primeras se transformaron en las segundas. Haremos silencio, donde habitan todas las palabras posibles. Alguna vez hablaremos en serio, palabras plenas.

Tags