8 de abril de 2023, 8:01 AM
8 de abril de 2023, 8:01 AM

Una banda de al menos 6 personas delinquía recurrentemente en el mirador de La Guardia. Hubiera continuado sucediendo por meses o quizás años si es que una de las víctimas fatales de ese trágico suceso no hubiese sido un uniformado de la Fuerza Especial de la Lucha contra el Crimen. El atroz accionar de los asesinos, que ahora purgarán sus delitos encerrados, fue alimentándose de morbo robo tras robo, violación tras violación. A pesar de las denuncias que ahora se han conocido por los medios de comunicación, otras víctimas de los ultrajes no habían encontrado eco ni recepción en las autoridades correspondientes. No es la primera vez que sucede, sin embargo, la sospecha aún se profundiza cuando la propia familia del policía asesinado pide más pruebas de guantelete y que la investigación del hecho no termine como supuestamente está concluyendo. ¿Había protección para que esta banda opere con impunidad y alevosía? Seguramente aparecerá algún buen fiscal de oficio que destape la verdad de un hecho escabroso y vergonzante.

Y fue verdecita nomás. Aunque es verdad que cualquier representante de la selección nacional de futbol merece confianza, apoyo y el mejor de los deseos, esta vez La Verde sub-17 tropezó tres veces con la misma piedra y se vuelve a casa antes de tiempo. Si bien había comenzado bien, la falta de gol, de efectividad y algunos descuidos no dejaron prosperar sus aspiraciones para nuevos escenarios internacionales que tanto hacen falta. Argentina, Venezuela y Paraguay fueron los verdugos en una versión que empezó con buen pie, sin embargo, no pudo sostener el rendimiento por falta de eficacia y contundencia ofensiva. Habrá que trabajar sostenidamente para mejorar aspectos que parecen ser un denominador común en otras categorías que regresan pronto de los torneos que participan.

Tags