29 de abril de 2023, 4:02 AM
29 de abril de 2023, 4:02 AM

Otra vez la semana nos revoleó la peluca con tantas historias rebotando en nuestros relojes, noticias al piso y al paso y ventarrón en los rincones del despropósito. Este ajetreado suspiro dejó homenajes, teatros y juicios que sacudieron la mugre debajo de la alfombra. Marchas, procesos y bailes de un viernes agitado en sus últimos estertores. Mientras Chile y Perú desencajan miradas por los migrantes que deambulan en sus fronteras buscando días mejores, Argentina aplica la nueva vacuna del dengue y los herederos del gran García Márquez deciden publicar “En agosto nos vemos”, la historia que el Gabo tenía casi terminada en 150 páginas. Así llegamos a un nuevo 1 de mayo donde los trabajadores no tendrán descanso, aunque merecido, porque siguen contando los días que no alcanzan para abonarlo de esperanzas.

Y mañana Paraguay irá a las urnas. No habrá empate, pero sí poca diferencia. Santiago Peña y Efraín Alegre son los candidatos que las encuestas encumbran para ganar la elección donde votan 4,8 millones de electores. El primero, un clásico del Partido Colorado, el otro, del Partido Liberal. Alegre, de 60 años, perdió en 2013 ante Horacio Cartes y en 2018 fue derrotado por Mario Abdo Benítez. Promete luchar contra la corrupción y sostiene que el modelo del partido gobernante ha colapsado. Del otro lado del mostrador, está Santiago Peña, del Partido oficialista, considerado un tecnócrata, de 44 años, que estudió en Nueva York y fue ministro de Economía durante el gobierno de Cartes. Ambos se oponen al matrimonio igualitario y a la legalización del aborto. El desafío para el ganador es combatir la pobreza, que, según el Instituto Nacional de Estadísticas, alcanza al 24,7% de los 7,5 millones de habitantes y la pobreza extrema es del 5,6%. No hay segunda vuelta y también se vota a senadores y diputados. El 15 de agosto asumirán funciones.

Tags