Opinión

... cara a cara

El Deber logo
21 de abril de 2017, 4:00 AM
21 de abril de 2017, 4:00 AM

_El alza salarial se definirá a midad de la semana que viene y a pocos días del 1ro. de mayo. Una vez más, será el presidente quien lo decida en una mesa con la dirigencia de la COB. Los empresarios han pedido frecuentemente una mesa tripartita de negociación, lo que nunca prosperó. En la última década fue siempre Evo Morales el que zanjó la diferencia de intereses, con un peso mayor de los sindicatos, dado el origen popular de su Gobierno. Y casi siempre ocurrió que la Central Obrera aceptó la decisión, en tanto que los privados la asimilaron con resignación. Ahora hay una nueva disputa. El Gobierno planteó un 5% de aumento del haber básico, pero la COB exige más. El presidente demandó esta vez que los trabajadores escuchen a los empresarios, que sufren cada año con el aumento de sus obligaciones sociales. O sea, crecen los gastos y últimamente disminuyen los ingresos, lo que impacta en la estabilidad laboral. Si sigue así la tendencia, el impacto será negativo, no solo en la generación de empleos, sino en la situación de los que hay. Por eso, es deseable que prevalezcan la racionalidad y el equilibro.

_Cuando fracasa la política sus actores y la gente resuelven sus diferencias en las calles y, lo peor, con violencia y muertes, como ocurre estos días en Venezuela. Bolivia vivió antes algunas situaciones similares de grave crisis. Lo que pasa ahora con los venezolanos es muy triste y peligroso, pues ni la comunidad internacional es escuchada por los políticos de la hermana nación.

_El Barza dejó de ser el equipo invencible que maravillaba a todos con su hermoso fútbol y sus éxitos constantes. Ni las genialidades de Messi alcanzaron para disimular su decaimiento. Como todo en la vida, al club parece haberle llegado el tiempo de la propia reinvención. 

Tags