Opinión

... cara a cara

El Deber logo
29 de septiembre de 2017, 4:00 AM
29 de septiembre de 2017, 4:00 AM

Carlos D. Mesa tuvo que sacar ayer rápidamente del arco el autogol que se estaba metiendo al plantear un segundo referéndum sobre el artículo de la CPE que limita la repostulación para otra reelección presidencial. La idea del exmandatario cayó mal en otros dirigentes opositores, mientras que no caló entre los del Gobierno, pese a que el oficialismo insiste en que el primer tiempo del partido se perdió, pero Evo tiene tanto apoyo popular como para ganar el segundo tiempo. La sorpresiva posición de Mesa validaba la idea de darle a Morales la posibilidad de buscar en otra votación la revancha, cuando la oposición insiste en que el pueblo ya decidió el 21-F. Tras las críticas, Mesa tuvo que aclarar y volver a defender su idea inicial. Es mejor ser nomás prudentes y coherentes.

Desbordes verbales. El lunes dijeron que el proyecto de ley alcanza a los periodistas. El martes dijeron que no afecta a la libertad de prensa. Un comunicador cercano al Gobierno afirmó ese mismo día que “es difícilmente aplicable al periodismo”. ¿Alguien podrá aclarar definitivamente esta confusión? Tanto enredo está llevando incluso a innecesarias tensiones entre gremios profesionales. Alguien tendrá que ponerle sensatez a un momento de desbordes verbales y emocionales.

Mala praxis. Es poco probable que un periodista se levante cada día con la intención de escribir o abrir el micrófono para matar. Sí, hay fallas y excesos cuando se maneja irresponsablemente un diario, una web, una radio o un canal de TV. Para estos casos, tenemos los códigos éticos y normas que nos obligan a rectificar. 

Tags