Opinión

... Cara a cara

El Deber logo
11 de julio de 2017, 4:00 AM
11 de julio de 2017, 4:00 AM

El abrazo de Tambo Quemado, como se calificó al reencuentro de autoridades policiales y altos funcionarios bolivianos y chilenos, debería trascender lo simbólico y estimular acciones efectivas de integración binacional. El tono conminatorio del canciller Heraldo Muñoz al Gobierno de Evo Morales, para activar el comité de fronteras, contrasta con el clima amistoso que rodeó la devolución de dos carabineros. La Moneda pidió a Bolivia que las hostilidades cesen, pero la solicitud debe estar acompañada por un lenguaje diplomático adecuado, o sea, sin reproches ni ultimátums, si hay el deseo de un desarme y una urgente coordinación de acciones contra problemas fronterizos comunes.

El Sí ganó en ocho municipios y el No en seis de los que votaron el domingo en los referéndums que forman parte de la autonomía. Es decir, no a todos convencen las reformas o prefieren el statu quo. El abogado Juan Carlos Urenda, uno de los más críticos del proceso, tuiteó: “Esas cartas orgánicas no agregan autonomía. No han agregado nada a los que ya las aprobaron. Impostura gubernamental es lo que es”. Una lectura provocativa que merece ser contrastada con explicaciones del viceministro Hugo Siles. Da para el debate.

Los residentes paceños en Santa Cruz, que son alrededor de 450.000, comienzan hoy sus festejos con una cena de gala y se alargarán hasta el domingo. Haber escogido el cambódromo para sus actividades centrales del fin de semana es un acierto.

Tags