Opinión

...CARA A CARA

El Deber logo
14 de febrero de 2017, 4:00 AM
14 de febrero de 2017, 4:00 AM

_ El general Abel Galo de la Barra es el primer afroboliviano que toma el mando de la Policía Nacional. La posesión es notablemente simbólica, sobre todo considerando que esa institución también sufre en sus filas el problema de la discriminación. Con el propósito de erradicarla, anunció la Dirección de Descolonización. Cada vez que se cambian las autoridades policiales resurge la esperanza de que se mejore el trabajo de la entidad verde olivo, sobre todo en su capacidad de respuesta a la delincuencia. Hay muy buenos policías, pero también están los otros. La corrupción es el mal endémico del país y se expresa con fuerza en instituciones importantes como esta. Más allá del significado que trae consigo la posesión de un comandante afroboliviano, tiene que llegar de una vez por todas un golpe de timón, aunque a veces el sistema sea más fuerte que las buenas personas y profesionales. 

_ Un bloqueo de la carretera a Beni rompió la normalidad del inicio de semana. La protesta la encabezaron transportistas que reclaman el mejoramiento de la infraestructura vial y la instalación de surtidores de gas en la ruta. Como era de suponer, el perjuicio que causa la medida de presión es importante, ya que se cortan las actividades productivas por la interrupción obligada del tránsito. No solo hay un inadecuado mantenimiento de las carreteras donde hay mayor circulación, sino que la región necesita obras que la hagan más fluida. Los baches en la vía a Beni son un reflejo del descuido. 

_ Apenas se conoció ayer el anuncio del presidente de la creación de un bono para  las personas con discapacidad, con fondos municipales, algunas alcaldías lo rechazaron. Estamos, por lo visto, en puertas de un inesperado conflicto.        

Tags