Opinión

...Cara a cara

El Deber logo
21 de agosto de 2017, 6:43 AM
21 de agosto de 2017, 6:43 AM
Rubén Costas y Percy Fernández
son las dos autoridades locales con mayor aprobación en Bolivia, según una reciente encuesta de la empresa Ipsos. En realidad, lo son desde hace tiempo, con más de 70% de apoyo a sus gestiones, según los sondeos. Pese a los años que llevan en sus cargos, no parecen haber sufrido el natural desgaste del paso del tiempo y de los conflictos, si revisamos las encuestas. Casi no tienen oposición local al frente de ellos, gobiernan cómodamente y parecen invencibles. Sin embargo, están obligados a una última gestión en sus puestos, a no ser que se les autorice constitucionalmente otra reelección seguida. El escenario nos lleva a preguntarnos qué pasará si los dos líderes no tienen rivales locales. Algunos de sus colaboradores ya hablan de Percy a la Gobernación y de Rubén a la Alcaldía, aunque es prematuro plantearlo. La pugna por el poder departamental y municipal podría en adelante centrarse en las organizaciones políticas de ambas figuras, pese a que el MAS estaría otra vez al acecho para aprovechar una división del voto. 

 

Ya que hay la intención
de revitalizar el centro histórico de la capital cruceña, una de las sugerencias del arquitecto Fernando Prado es enterrar el cablerío que causa una dañina contaminación visual. Aunque parece una obra cara, bueno sería que la Alcaldía y la CRE consideraran hacer el esfuerzo. 

 

Santa Cruz y Beni
tienen lazos históricos comunes, en riesgo últimamente por intereses mezquinos de algunos actores políticos. Ambas regiones serán más fuertes si complementan sus economías y no se pelean. 
Tags