Opinión

... Cara a cara

El Deber logo
29 de octubre de 2017, 21:06 PM
29 de octubre de 2017, 21:06 PM
La marea fucsia copó ayer el cambódromo.
La convocatoria por segundo año de la cruzada YoSoyMiPrimerAmor, por una vida feliz y libre de violencia, resultó impresionantemente exitosa. Más de 20 mil mujeres han encontrado una oportunidad para manifestarse de una manera entusiasta y diferente contra todo lo que las amenaza y les provoca dolor. También los varones se han sumado al movimiento liderado por la cruceña Marycruz Ribera, que ha recibido adhesiones masivas en las principales ciudades del país. Por supuesto que el éxito incomoda a algunos, pero tiene relación con el infaltable celo político y las envidias. Mientras tanto, Marycruz y miles de damas de todas las edades avanzan con un mensaje dominantemente positivo. 

 

Y a 274 kilómetros de la capital cruceña
hemos sido también partícipes de otra exitosa iniciativa de autoridades que se unen a valiosas organizaciones de la sociedad. Gracias al entusiasmo del alcalde Germaín Caballero y de Rubens Barbery, uno de los líderes del Cepad, a San José de Chiquitos llegaron este fin de semana centenares de runners y de turistas para participar en la carrera y caminata Muévete y Vive. Aire puro para una vida saludable, solidaridad e ingresos por turismo para el lugar donde nació Santa Cruz.

  

San José de Chiquitos tiene 700 camas
para recibir visitantes, una impecable carretera y una interesante oferta de turismo cultural. Todo cruceño, especialmente la juventud estudiantil, debería intentar conocer el lugar donde se fundó Santa Cruz. Con un mayor impulso de los gobiernos departamental y nacional la “industria sin chimeneas” consolidaría en esa zona uno de sus principales motores.  
Tags