Opinión

... Cara a cara

El Deber 28/5/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

Los homenajes póstumos a veces alivian los dolores, pero no alcanzan si los dolientes piden y no encuentran justicia. El entierro del estudiante de Comunicación, abatido durante las movilizaciones de la Universidad de El Alto por mayor presupuesto, ha sido triste y duro, como se preveía, sobre todo para los familiares, amigos y compañeros de la joven e inocente víctima. Se ha pedido que le otorguen el título académico en muerto, lo que tiene un efecto simbólico. Sin embargo, el esfuerzo debería enfocarse en el esclarecimiento de las confusas versiones sobre su deceso, pero especialmente en que se haga justicia. Solo así sus parientes y allegados pueden conseguir algo de sosiego por una pérdida tan grande. Los ánimos están muy caldeados por lo ocurrido y cualquier declaración o acción torpe en el manejo del caso puede provocar un incendio incontrolable y peligroso. 
 
La oposición debe apuntar a la unidad si aspira a la alternancia y a frenar las intenciones de prorroguismo. Carlos D. Mesa dijo ayer en una entrevista con EL DEBER que ese propósito ya no es “un lujo”. El expresidente también repitió su lectura de la necesidad de un cambio generacional y de la recuperación de valores perdidos en la política nacional. Se acerca el año de las elecciones generales y se hace vital que los que buscan la alternancia encaren este urgente debate y tomen decisiones.
 
Montero llora la partida de Jorge ‘Lolo’ Rivero. El emebelista marcó un hito en la historia política de la ciudad norteña como alcalde, concejal y diputado. Su aporte a la educación, la cultura y el deporte también ha sido resonante. Mucho más aún su conocida generosidad y humanidad. 

Comentarios