Opinión

... Cara a cara

El Deber logo
20 de octubre de 2017, 4:00 AM
20 de octubre de 2017, 4:00 AM

Los dos narcos detenidos en Brasil tenían parientes vinculados al MAS y también a algunos partidos de la oposición, según informó ayer el ministro de Gobierno. Es cierto que los delitos son personales y, por lo tanto, estas detenciones no comprometen, a priori y directamente, a ninguna organización política, hasta que al menos algunas evidencias indiquen lo contrario. Para aclarar las dudas razonables que se han presentado, todos deberíamos alentar una investigación profunda de este y otros casos, que permitan llegar a conclusiones responsables y objetivas. Además, tanto los partidos como la institucionalidad boliviana están llamados a estar más atentos que nunca y a tomar medidas para evitar ser perforados por el narcotráfico, dado su poder en el mundo entero.

La Policía y los fiscales deberían caminar juntos en todas las investigaciones de diversos delitos. Lamentablemente hay desconfianza entre ambas instituciones, como lo develan los roces ocurridos en las pesquisas del Banco Unión. Unos acusan a otros de “filtrar” datos y de obstaculizar el proceso. Otros se atribuyen logros de solo una de las partes durante la investigación. El resultado de estos dimes y diretes es que se pierde eficiencia y credibilidad en el proceso que busca dar con los responsables y recuperar el dinero de este “megadesfalco”.

El Fenavid se puso en marcha anoche. Es el único festival de cine y video de Santa Cruz organizado con mucho esfuerzo por Alejandro Fuentes. Además de proyección de audiovisuales, es una cita para aprender en diversos talleres. Y tiene presencia en los barrios de la capital cruceña. Vale la pena seguirlo y apoyarlo esta semana.

Tags