Opinión

... cara a cara

El Deber logo
20 de julio de 2017, 4:00 AM
20 de julio de 2017, 4:00 AM

Horas después de conocerse la terrible noticia de una muerte en Colomi, durante un bloqueo cocalero, salió el informe de monitoreo de los cultivos de coca de la ONU, correspondiente a la gestión 2015-2016, con un dato preocupante. Las plantaciones crecieron en alrededor de 2.900 hectáreas, algo que no sucedió en anteriores años. Los lugares donde más aumentaron son Yungas y el trópico cochabambino, según el informe. La cifra confirma la complejidad del control de este sector, que resiste la reducción y que reclama cultivar más, pese a que el mercado legal no lo justifica. El propio presidente advirtió con erradicar la hoja que se ha extendido hasta algunos parques nacionales. No obstante, cuando se atiende demasiado las demandas de algunos gremios complicados es más difícil contentarlos, sobre todo cuando encuentran un negocio rentable. Pedirán y pedirán más, aunque el costo sea sangriento. 

Le duró poco al TCP la idea de obligar a vestir ropa formal a sus funcionarios varones y ‘traje discreto’ a las damas. Reaccionó en contra el Viceministerio de Descolonización y el Órgano Judicial retrocedió casi de inmediato. O sea, veremos aún en las oficinas de ese Tribunal gente con chamarras, jeans, polleras, chulos y minifaldas. Esperamos ahora ocurrencias más brillantes para disminuir tanta lentitud en la administración de justicia. 

Hay buena madera en el país para estar a tono con el mundo de la tecnología, según los resultados del Mundial de Robótica. Le fue bien al equipo de estudiantes bolivianos y ahora hay que darles apoyo, pero en serio, para que sean nuestros futuros científicos. 

Tags