Opinión

¿Cómo conseguir trabajo y no rendirse en el intento?

El Deber logo
13 de abril de 2022, 13:52 PM
13 de abril de 2022, 13:52 PM

Katya Talavera

Directora Ejecutiva de Talavera y Asociados


Quedar sin trabajo porque te despidieron cualquiera sea la razón, puede ser devastador. Aún más en una época con una incertidumbre a escala global. ¿Qué hacer para que este hecho no nos paralice, emocionalmente nos afecte y no nos permita lograr nuestro propósito de reinsertarnos laboralmente?

Trabajaste más de 15 años en la empresa, priorizando el trabajo sobre tu familia, no puedes entender lo que está sucediendo. Te surgen cuestionamientos interminables que solo generan ansiedad, inseguridad y dudas. La vergüenza social y la posibilidad de no poder proveer para la familia, el contexto incierto incrementa esta avalancha de emociones que empieza a debilitar tu autoestima y confianza en tus propias capacidades.

Por otro lado, salir al mercado laboral por primera vez, sin saber que esperan de ti o cómo desenvolverte en tu primera entrevista laboral, sabiendo que te piden experiencia y referencias laborales y quieren además que demuestres varias competencias que aún no has tenido la posibilidad de desarrollar, te puede llegar a generar temor. Estarás compitiendo con gente que tiene maestrías, experiencia y sobre todo ya ha estado en el mercado laboral.

Ya estás cerca a la edad de jubilación, pero sientes que es el momento de tu vida donde tus competencias son sólidas y tienes más para aportar, pero te han hecho sentir que una persona pasada los 50 años no es un postulante que se ajusta a los requerimientos de la empresa. Esta frustración puede despertar muchas inseguridades que van debilitando la confianza en que lograrás reinsertarte.

En los tres escenarios el primer paso es clave, elegir cuál es la mentalidad con la que quieres afrontar esta situación. La más sencilla, pero menos efectiva es culpar a tu exempleador, al contexto de pandemia, falta de oportunidad a los jóvenes e ir por el mundo, quejándote y asumiendo el rol de víctima. La otra opción es encarar esta nueva condición como una oportunidad para reinventarte.

Es un momento donde puedes decidir hacer una pausa en tu vida y tomarte tiempo para conocerte, desarrollar tu marca profesional, diseñar el futuro que quieres, buscar hasta encontrar oportunidades o finalmente crear posibilidades.

Trabajo hay y siempre habrá, porque siempre nos necesitaremos unos a otros para lograr nuestros objetivos y ayudar a satisfacer diferentes necesidades. A escala global las empresas han tenido que reinventarse para poder subsistir durante la pandemia y afrontar las consecuencias socioeconómicas derivadas de la misma. Tanto las empresas como las personas que han logrado ser exitosas en estos momentos de crisis han sido quienes han tenido la visión y flexibilidad para poder anticiparse, identificar las necesidades y aprender en el camino.

¿Entonces cómo empezar una búsqueda activa?

- Entender que buscar un trabajo es un trabajo en sí, no implica solo mandar CV’s de manera indiscriminada a todos los avisos. Los reclutadores no lo tomarán en serio si hace esto. Asegúrese de tener una mentalidad positiva y la confianza de que lo va a lograr. Deje de victimizarse. Si envía mensajes agresivos en redes sus posibles empleadores y reclutadores lo tomarán como un indicador de su comportamiento en el trabajo.

- Trabaje en su autoestima con confianza en sus habilidades, formación y experiencia. Lea, converse, prepárese y pida ayuda si es necesario. Defina cuál es su contribución única a una empresa y sociedad, incluido quién puede beneficiarse con su aporte. Este es un punto crítico para poder ser contratado.

- Tenga una estrategia de búsqueda en incluya pasos y objetivos claros. Este aspecto lo veremos con bastante detenimiento en la columna. Desarrolle o fortalezca sus competencias de manera permanente. Manténgase en forma mental, emocional y físicamente para poder estar en condiciones y responder ágilmente en todo el proceso de búsqueda. Sea perseverante, haga seguimiento y no se rinda hasta lograrlo.

- Pida ayuda a profesionales o personas que han sido exitosas en sus búsquedas, sentirse acompañado puede hacer el proceso menos pesado y más agradable. Disfrute el proceso porque lo hará más fuerte y creativo.

* Estaremos abordando estos temas y otros relacionados un martes al mes en esta columna de Dinero (EL DEBER).

Tags