Edición Impresa

Contagios: más interior que exterior

Escucha esta nota aquí

Vital es comunicar a la población, especialmente por los profesionales en ciencias sociales, con basamento científico y comprobado, sobre los ámbitos de mayor acritud donde acecha el virus. Definitivamente, compulsado por prestigiosos epidemiólogos, los contagios se reproducen con intensidad en los contactos en el interior, es decir, en los lugares donde la propagación del virus es intensa por la ausencia de aireación suficiente y continua.

En el exterior donde discurre la gran parte de la vida de la población, los médicos especializados recomiendan que los contactos en un café, en un restaurante o lugares de encuentros, deben ser lo más breve posibles y en número muy reducido debido a que la propia inhalación/exhalación ante un ambiente cerrado sin circulación de aire, son altamente peligrosas.

En el exterior, donde el aire circula, la mascarilla reduce el contagio debido a que en este amplio espacio flota el virus a dominio de fuerza o dirección del viento; también en el exterior deben evitarse contactos de larga duración y guardar la distancia; la proximidad sin límite facilita la el contagio.

Es decididamente importante que la población no olvide las enseñanzas que asimiló al principio de la pandemia para, no volver sin cuidado ni recato, a una vida sin limitaciones como lo hacen las personas que se oponen con violencia a las medidas de seguridad sanitaria de determinan de buena fe los gobiernos, por la gravedad que significan los desdobles del virus en mutaciones más peligrosas, pertinazmente contagiosas y finalmente deletéreas.

La obediencia interna para la preservación de la vida, sin que aleguemos restricción a nuestras libertades fundamentales, debe ser permanente y sin descuidos.

Estadísticamente a luces de los hasta ahora tres millones de fallecimientos por el virus, que podíamos haber sido nosotros, se contabilizan más hombres que mujeres y éstos deben exacerbar su cuidado pues son sustancialmente mas proclives a ser infectados que las mujeres ¿La razón? protocolos clínicos indican que los hombres sufren con mayor frecuencia de trastornos del corazón y complicaciones pulmonares de diversa etiología.



Comentarios