3 de septiembre de 2022, 8:15 AM
3 de septiembre de 2022, 8:15 AM

El capitán de Policía Edman Lara se salvó gracias a las redes sociales cuando se encontraba aparentemente retenido por el coronel Jhonny Ortuño, quien le quitó su celular en el que se encontraba registrada la evidencia de unos cobros irregulares para agilizar unos trámites de antecedentes penales. 

El curioso incidente se produjo en las instalaciones de la institución policial dedicada al registro de antecedentes. ‘Auxilio, por favor ayúdenme, me tienen secuestrado y me están golpeando; por favor filmen, el coronel Ortuño me quitó mi celular por grabarlo cobrando dinero a gente. Él está acostumbrado a hacer esto’, se escucha decir a Lara en la grabación que circuló por redes sociales.
Cuando el video grabado por ciudadanos que se encontraban en el lugar fue viral, el Comando Departamental de la Policía de Santa Cruz destituyó de su cargo de director de la Unidad de Antecedentes Policiales al coronel Jhonny Ortuño.

La denuncia en su contra fue por agresión y corrupción, que merecerá dos investigaciones, en el campo administrativo y penal.

Lo curioso del caso es que no solo el denunciado fue alejado de la unidad policial en la que trabajaba, sino también el denunciante corrió la misma suerte, y ahora ambos están a disposición del Comando Departamental, en espera de nuevas órdenes de destino, según explicó el subcomandante de la Policía, Edson Claure.
¿Por qué al denunciante se le suspende de sus funciones y se le somete a un proceso interno? ¿Cómo es que la fiscalía policial abre un proceso contra el capitán Lara solo por haber formulado una denuncia por cobros irregulares contra el coronel Ortuño?

El subcomandante Claure explica que denunciado y denunciante fueron puestos a disposición de la fiscalía porque asÍ lo establece la ley 101 de Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana. 

Si eso dice la ley, lo que se consigue entonces es establecer un sistema de impunidad en la institución policial, porque si el denunciante también resulta procesado, entonces quizá esa es la razón por la que policías honestos se resignan a no hacer ninguna denuncia de las irregularidades que ven en colegas suyos en el ejercicio de sus funciones. 

En medio de los muchos policías que se corrompen, es natural que existan también aquellos que prefieren actuar conforme a la ley, como parece ser el caso de Lara, quien en su defensa dijo que se encuentra ‘indignado de la corrupción que existe dentro de la Policía’ porque se aprovechan y le roban a la gente más humilde.

Lara denunció que el subcomandante Claure actúa de manera parcializada en favor de Ortuño porque es su amigo. Explicó que descubrió el hecho irregular de manera casual, porque por órdenes superiores del Centro de Adiestramiento de Canes, donde él está asignado, se dirigió a las oficinas de recaudaciones para coordinar un asunto de papeletas valoradas y cuando se estaba retirando observó que de manera irregular se estaba haciendo ingresar a personas sin hacer las largas filas para sacar certificado de antecedentes, a cambio de ciertas sumas de dinero. 

Sería muy penoso que el castigo recaiga contra quien tuvo el valor de hacer una denuncia, sabiendo incluso que eso podría traerle represalias en su propia institución. Debe imponerse la justicia y la transparencia en la investigación de este caso.

Tags