Edición Impresa

De las encuestas y Morales

20/2/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Sebastián Crespo Postigo 

Luego de la primera encuesta publicada por diferentes canales de televisión, volvió a nacer en la cotidianidad del vivir boliviano la gran pregunta ¿Ganará el MAS y volverá Morales?

Yo a esto les respondo, creer que Morales vuelva es una ingenuidad, todos los del espíritu democrático y de libertad somos la mayoría. ¡Basta de cobardes, que no lo hemos sido y no lo seremos! Los bolivianos hemos actuado a la altura de esa Bolivia libre que soñamos y lo seguiremos haciendo. La calle, el coraje y la voluntad de cambio son nuestras mejores herramientas, después de los 21 días no hay nadie ni nada que detenga este lazo que se generó de anhelar vivir en paz y prosperidad. 21 días donde sembramos rebeldía para cosechar por siempre libertad.

Ahora respondiendo a la siguiente cuestionante: ¿Podrá ganar el MAS en las siguientes elecciones? Desde la caída del totalitarismo, pienso que existió mucha incredulidad de varias personas debido a que luego de catorce años de campaña política sin parar el MAS no iba a estar primero, considerando que son la estructura política más grande del país, no tomar en cuenta eso sería absurdo, catorce años a disposición de la mayor cantidad de dinero que pudimos tener en nuestra historia democrática, que sin duda el despilfarro fue el mayor de sus errores junto a la corrupción, el abuso de poder y el narcotráfico.

De lo que estoy seguro es que el próximo Gobierno no será masista, tendrán cierta representación en las cámaras, pero deberán aprender a convivir con las demás agrupaciones políticas. Analizando la encuesta Carlos Mesa se encuentra de segundo, perdiendo más de un millón de votos a nivel nacional, especialmente en Santa Cruz; era de esperarse que sea el segundo teniendo en cuenta que tiene ya una campaña entera de ventaja. 

Áñez se encuentra muy cerca de Mesa y con preguntas dentro de la encuesta que también le juegan a su favor, en caso sea ella la que más votación tiene para generar la “posible unidad” y también la que mayor porcentaje tiene si hay una segunda vuelta. Camacho, que tiene su fuerte en Santa Cruz, pero que a nivel nacional no ha podido sentar una mayor intención de voto, luego sobre los demás candidatos no existe una verdadera presencia dentro del campo electoral, tampoco es que sus propuestas sigan un diferente camino.

Aun así, esta campaña recién comienza, ahora habrá que hacer énfasis en la importancia de las propuestas de país de todas las candidaturas, esperando también que “el pacto de unidad” firmado en el Comité pro Santa Cruz se cumpla en pro de la democracia boliviana. 

Nunca he estado a favor de obligar a otros candidatos a declinar sus candidaturas, pero si ellos por voluntad propia lo hacen, sin duda es algo digno de reconocer y aplaudir, tal y como los bolivianos fueron inteligentes para dirigir el voto útil contra el MAS, esta elección los mismos serán los que elegirán a la mejor alianza para gobernar los próximos cinco años. Como dice el dicho, en política una semana es mucho tiempo, debemos esperar que transcurra el mismo.