Edición Impresa

OPINIÓN

Desafíos para la Educación Virtual en Bolivia

15/5/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Por: Gustavo Ortega Zelada Ph.D

El 12 de marzo del 2020 por orden de autoridades nacionales se suspendieron las clases en todo el sistema educativo a nivel nacional a raíz del problema sanitario del Coronavirus.

A partir de ese momento, el sistema educativo en nuestro país está afrontando grandes desafíos, entre estos, la implementación de la Educación Virtual.

La Educación Virtual se caracteriza por llevar adelante todo el proceso educativo - formativo a través de entornos virtuales y herramientas tecnológicas. La relación docente – estudiante adquiere nuevas características que deben ser tomados en cuenta. Es muy importante la capacitación y formación de los docentes en dos aspectos esenciales: el manejo de las herramientas tecnológicas y la implementación de estrategias didácticas y pedagógicas en entornos virtuales.

La gran mayoría de docentes y estudiantes en nuestro país no tuvo experiencia previa en educación virtual antes del 12 de marzo. Para la gran mayoría de los docentes y estudiantes es un escenario nuevo que les afronta a nuevos desafíos.
Para llevar a cabo un proceso educativo adecuado y de calidad en entornos virtuales es necesario tomar en cuenta las siguientes dimensiones: 

1.    Infraestructura Tecnológica: la institución educativa debe colocar mínimamente a disposición de los estudiantes y docentes una plataforma virtual adecuado a las particularidades de la institución educativa, el Hosting donde se encuentra dicha plataforma debe tener la capacidad de soportar el acceso simultaneo de todos sus estudiantes y docentes. Las herramientas con las que cuenta dicha plataforma; deben ser suficientes en su diversidad y calidad para que el docente pueda realizar su trabajo educativo. Un laboratorio de producción y edición de videos es otro aspecto importante que se debe contemplar para que los docentes puedan contar con este apoyo de producción de audiovisuales. El acceso a bibliotecas virtuales se torna en otro recurso vital para el éxito en educación virtual. La institución deberá contemplar en su presupuesto recursos suficientes para mantener su infraestructura tecnológica ya que muchos del software que se necesita son de pago. Si hablamos de acciones a nivel del estado Boliviano, el desafío se torna mayor considerando que en el sistema de educación escolarizada contamos con más de 160 mil docentes y cerca de tres millones de estudiantes a nivel nacional. El gobierno ya propuesto como alternativa el uso de radio y televisión para dar las clases, pero esta opción tiene limitaciones y no se constituye en una solución que garantice la calidad académica. Surgen muchas interrogantes en cuando a la coordinación, organización de las clases a través de estos medios y el trabajo en aula de los docentes. La constitución de plataformas virtuales con un conjunto de herramientas, su acceso adecuado para estudiantes y docentes es la base tecnológica indispensable para una educación virtual de calidad.

2.    Gestión Académica en entorno virtuales: La formación en entornos virtuales no se reduce tan solo a clases virtuales, debe existir un sistema de gestión, planificación, evaluación y seguimiento al desempeño docente para asegurar el cumplimiento de los objetivos de formación y educación en entornos virtuales. La institución debe contar con procedimientos y metodologías que deben ser ejecutados por los directores o responsables de realizar el acompañamiento y apoyo a los docentes. Es acompañamiento y seguimiento se realiza obviamente a través de mecanismos virtuales, por lo que todo el cuerpo directivo y académico debe ser capacitado en el manejo de estas herramientas y capacitado en la implementación de metodologías de dirección educativa virtual. 

3.    Docentes Capacitados: para el éxito de un sistema educativo en entorno virtuales es vital la capacitación y formación docente en el manejo de las diferentes herramientas virtuales y en el uso de estrategias didácticas y pedagógicas en entornos virtuales. También se debe realizar un acompañamiento a los docentes, ya que la capacitación por sí sola no asegura la calidad educativa en entornos virtuales. Este acompañamiento es una responsabilidad de los que están a cargo de la Gestión Académica. De acuerdo al conjunto de herramientas virtuales que la institución ha decido utilizar, se debe asegurar la formación y capacitación de sus docentes. Cada institución debe tener un diagnóstico sobre cuál es la realidad tecnológica de sus docentes, por ejemplo: cuantos docentes cuentan con computadora, si la misma tiene la capacidad para dar clases virtuales, cuanto cuentan con acceso a internet; etc. Por las características socioculturales de nuestro país es indispensable las clases sincrónicas u online que los docentes deben tener con sus estudiantes por las múltiples ventajas que esta tiene tanto en los aspectos socio-afectivos como en los aspectos formativos. 

4.    Estudiantes Capacitados: Aunque la gran mayoría de los estudiantes son nativos tecnológicos; la educación virtual se torna en un nuevo escenario que deben asimilar y adecuarse. Para que los estudiantes puedan tener éxito en su formación en entornos virtuales deben contemplar los siguientes aspectos:
a.    Capacitarse en el manejo de herramientas virtuales: al igual que los docentes, los estudiantes deben aprender a manejar las herramientas que la institución ha definido para su formación; obviamente deben aprender a manejarlo desde su rol de estudiantes. Este aspecto no será complejo ya que todos los estudiantes tienen la capacidad de aprender herramientas tecnológicas, prácticamente nacieron con ello. Algunas herramientas que se están utilizando ya sea en colegios o universidades son: Zoom, Skype, Google Meet, Teams de Microsoft para las video clases. Moodle, Classroom de Google como plataformas virtuales. Herramientas que con seguridad el estudiante ya conoce y que probablemente lo usará en clases son: whatsapp, Facebook, Youtube o similares.
b.    Organizar su tiempo: la educación virtual requiere autodisciplina. La rutina diaria cambia, ya que el estudiante por un lado ya no usará tiempo para trasladarse al colegio o universidad sin embargo deberá dedicar más tiempo a estudiar y realizar sus deberes en la plataforma virtual. Por lo tanto, debe reorganizar sus actividades, diseñar y mantener un horario que incluya otras actividades como ser: ejercicio físico, artes, compartir con la familia, alimentación, etc. Dedicarse solo a los estudios no le asegura un buen rendimiento, lo ideal es combinar en un horario estructurado varias actividades, mantenerse activo y sano.
c.    Organizar un ambiente en su casa: así como existe un aula para las clases presenciales en el colegio o la universidad; en educación virtual es importante que en la casa se pueda designar un lugar de estudio y clases que debe tener condiciones mínimas como ser: libre de ruidos, una mesa o escritorio para tener los textos o cuadernos para toma de apuntes, iluminación adecuada, ventilación. La familia debe apoyar en este sentido respectando los horarios y ambientes designados para el estudio.
d.    Crear redes colaborativas con sus compañeros de estudio: en el colegio o la universidad los estudiantes habituaban reunirse para realizar sus deberes; ahora pueden hacerlo utilizando las herramientas virtuales que les ofrece múltiples ventajas, por lo tanto, herramientas como el whatsapp, Facebook que lo usan para fines sociales ahora deben utilizarlo para fines educativos.
e.    Contar con conexión a una red y adecuar su celular o computadora: Hablar de educación virtual implica también contar con condiciones mínimas de conectividad en el hogar. La familia debe reevaluar su presupuesto familiar y replantear los gastos, dedicar un presupuesto para disponer de condiciones tecnológicas mínimas como ser una computadora y conexión a la internet. Hoy en día los estudiantes cuentan en su gran mayoría con un smartphone; deberán replantear su uso para fines educativos, organizar y administrar adecuadamente la capacidad o memoria de los celulares ya que los mismo son limitados. Los celulares pasan de ser instrumentos de ocio a ser instrumentos de formación escolar o universitario.

Como país estamos dando los primeros pasos en este gran desafío. La educación escolarizada tiene un gran reto por la cantidad de estudiantes, docentes y la diversidad socioeconómica de nuestras comunidades; además de las limitaciones tecnológicas. A nivel universitario, existe universidades que desde varias gestiones atrás ya han generado experiencia en el uso de plataformas virtuales, otras recién comienzan sus primeros pasos. Habrá que reflexionar sobre como regular esta nueva realidad para asegurar la calidad educativa en todos los niveles: escuelas, colegios y universidades.