Opinión

Desde Roly hasta Oscar

José Fernando Suárez S 27/7/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

No recordaba un sentimiento de pesar tan grande y numerosas muestras de cariño, de pesar, de condolencias, desde que falleció Rolando Aguilera Parejas hasta el día que Oscar Urenda nos dejó.

Las redes sociales se inundaron de mensajes, muchas personas expresaron el sentimiento de dolor por el fallecimiento del Dr. Urenda.

Cuando Roly falleció, muchos tahuicheros, jóvenes, niños, futbolistas consagrados, etc., mostraron su agradeciendo por que gracias a él y utilizando el fútbol como un medio canalizador lograron triunfar en la vida. Su mentor, hasta el día de hoy es recordado.

Lo del Dr. Oscar Urenda, es realmente excepcional, su valentía y coraje demostrado, bien podría haber dado un paso al costado, tomando en cuenta su edad, como lo hicieron algunos funcionarios públicos, sin embargo, él le puso el pecho a la bala como se dice. Trabajó, organizó y luchó contra esta enfermedad que ha causado mucho dolor en nuestras familias cruceñas.

Su trabajo fue fundamental en nuestra ciudad, al punto que la presidenta lo envió al Beni a tratar de organizar el sistema sanitario y buscar la forma de contener la enfermedad que se había ensañado con ese departamento.

Nuestro paso por este mundo es fugaz, desde que nacemos, nuestro objetivo es transcender, dejar un legado que sea recordado en nuestras futuras generaciones, muchos trascienden formando un hogar basado en Dios, formando hijos con valores morales perennes, y otros pocos trascienden como lo ha hecho el Dr. Urenda, demostrando ser un luchador, mostrando su temple, su lucha y su amor por esta tierra, que lo vio nacer, sin duda el Doctor será recordado, nuestros hijos hablarán de él y nuestros nietos leerán en los libros de historia que un valeroso Doctor murió por sus ideales como lo han hechos grandes líderes en el mundo.

Este virus, nos ha debilitado, nos ha atacado y nos ha robado seres queridos, pero algo nunca nos va a quitar:  la fe; esa que mostraba Urenda todas la noches mientras daba su reporte de contagios, esa que lo llevó al Beni, batallando contra el Covid, esa que todas las noches nos hace arrodillarnos y rezar porque esto acabe. Se fue un luchador, pero su paso por este mundo nos ha dejado enseñanzas.  Dr. Oscar Urenda un cruceño de Oro.

El día de hoy, cuando un niño empieza se inscribe en la Academia Tahuichi, el cielo se ilusiona con ver en el futuro, un goleador, que alegre a los hinchas de su equipo; ahora cuando un paciente sea dado de alta, el Dr. Oscar Urenda le hará un guiño desde el cielo.