Edición Impresa

OPINIÓN

Disposiciones para el transporte público producen aglomeraciones

Fernando Prado Salmón 7/7/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Se ha abierto al público el transporte público, actividad que mas peligros presenta para la salud pública y que por tanto debió ser minuciosamente estudiada, tomando en cuenta todos los factores. Lamentablemente no ha sido así y se legisla sin observar criterios universales como aquellos del equilibrio entre la oferta y la demanda de un servicio, en este caso el transporte, en el que la oferta es el numero de buses y la demanda en número de pasajeros.. Me explico.

Si de lo que se trata es de evitar las aglomeraciones, entonces lo primero que debo hacer es controlar la relación entre la oferta y la demanda, es decir no debo restringir la oferta de un servicio sino mas bien ampliarla, para diluir los efectos de la demanda, que no es elástica. Es decir debo meter a servicio la mayor cantidad de micros para poder disminuir el numero de pasajeros que viajen en el. Pondré a trabajar aunque sea carretones, con tal de ofrecer transporte no aglomerado. Por el contrario e inexplicablemente se limita y se reduce el numero de micros con el control de numero de la placa, ¿cuál puede ser el motivo para una decisión tan absurda?

Por otro lado, no se hace nada para disminuir fragmentar o dividir en el tiempo la demanda, es decir los pasajeros que buscan transporte, mas bien por el contrario, se los concentra a todos en el horario único de la mañana de manera que todos salen y entran a la misma hora. El resultado es de nuevo, aglomeración.

Lo que se debió establecer es turnos desfasados de una hora para las actividades, de manera de disminuir la demanda en esas horas, convertidas en horas pico; en otras palabras se trata de diluir las horas pico corriendo de una hora los horarios de entrada y salida del trabajo según las distintas actividades, ¿es tan difícil de entenderlo?

Es la simple relacione entre oferta y demanda la que deben tomar en cuenta y no copiar medidas que se estudiaron para otros fines y aplicarlas sin criterio ni apego a la realidad que es evidente. Esas medidas deben revisarse ya; hora que pasa son miles de contagiados que aumentamos a la mortífera suma.