Opinión

Dos barreras y una pala

El Deber logo
29 de julio de 2017, 4:00 AM
29 de julio de 2017, 4:00 AM

El epígrafe es mi propuesta para una primera intervención en el curichi La Madre, humedal urbano de Santa Cruz de la Sierra. Hace más de un año que la Plataforma por el Medio Ambiente y la Vida solicitó al Gobierno Municipal que cierre la calle que atraviesa el parque -continuidad de la radial 19-, para que se restaure la conectividad de los ojos de agua del curichi, un camino de tierra donde circulan camiones dragueros, movilidades y la línea 35. La Dirección de Tráfico y Transporte, elevada hoy a Secretaría Municipal, no pudo hacer cumplir su propia resolución con instructivos de la Secretaría de Medio Ambiente, para modificar la ruta de esa línea de micros. No sé cómo harán cumplir un reordenamiento del transporte público en la ciudad si no pudieron modificar la ruta de una sola línea en solo dos cuadras.

Se publicó un proyecto académico para el curichi La Madre. Entiendo que al ser académico pudo salirse de algunos marcos obligatorios (licencias dentro de las aulas para no coartar la creatividad de quienes están ensayando con el diseño), pero ese proyecto, llevado a la realidad, deberá ponerse bajo marcos legales. Hay sectores que no han sido expropiados, lo cual es prioritario para intervenir el parque, o al menos consolidar legalmente el terreno completo, enmallarlo y, por supuesto, cerrar la calle. Hay que considerar que el curichi cumple funciones ecológicas que benefician a la ciudad, como la de equilibrar el clima, recibir rebalses del río Piraí y albergar aves migratorias.

El valor ambiental es primordial para cualquier proyecto de intervención en el curichi La Madre, lo demás puede ser “pa’ bonito”, con la menor agresión a su estado natural. Pasear y contemplar la naturaleza son actividades necesarias para la vida, pero subordinadas a lo esencial. Urge la aplicación del Plan de Manejo del Parque Curichi La Madre, el inmediato restablecimiento de la conectividad de los cuerpos de agua; esto último, se logra con dos barreras para cortar el tránsito y una pala para abrir una zanja y que corra el agua. No cuesta mucho, se hace en un día y sin bombos ni platillos. 

Tags