Impreso

Dos estrategias cocaleras

Humberto Vacaflor Ganam 24/8/2020 04:00

Escucha esta nota aquí

El pupilo del cocalero Morales, Andrónico Rodríguez, ha pretendido sorprender diciendo que, en su criterio, el mejor candidato a la Presidencia de este momento es Carlos Mesa.

Pero lo que ha hecho es mostrar que los asesores argentinos del cocalero están recomendando una estrategia dirigida a provocar confusión entre los candidatos democráticos.

Recomendaciones que se hacen desde el convencimiento de que el partido del cocalero está derrotado. Es una estrategia concebida desde el convencimiento de que ese partido no tiene esperanzas, lo que que surge de encuestas precisas.

Tan precisas son esas encuestas que en una conversación filtrada en las redes se escucha decir al cocalero que el reproche social a los bloqueos había crecido del 20% al 58% en tres semanas. El comentario de Andrónico mostró, desde esa perspectiva de derrota, la intención de perjudicar al candidato con más posibilidades para las elecciones del 18 de octubre. Pero el trasfondo del mensaje es que los seguidores del cocalero se sienten derrotados y tratan de dañar a los seguros ganadores de las elecciones. Una estrategia parecida están usando otros masistas que quedaron en cargos públicos y han decidido actuar como guerrilleros de escritorio.

Como la brutal campaña de bloqueos y asaltos de hospitales ha resultado perjudicial para el candidato Luis Arce, la idea es hacer la guerrilla desde los 300.000 escritorios ocupados por masistas en la administración pública desde 2006.

Los del Parlamento saben que en diciembre dejarán el cargo y serán reemplazados por representantes de partidos democráticos. Y no se les ha ocurrido otra idea que apresurarse para conseguir los salvoconductos para que los masistas refugiados en la embajada de México. Saben que, desde diciembre, la espera de salvoconductos podría durar mucho tiempo más. La más ingenua de todas, la senadora Adriana Salvatierra, que tuvo un ataque de histeria en los días decisivos de la fuga del cocalero, ha decidido aportar en algo y no se le ha ocurrido mejor idea que anunciar un juicio contra el alcalde de La Paz por ¡haber impedido la llegada del oxígeno a los hospitales!

Se observa que no hay una dirección única el MAS. Los forajidos que asaltaron el hospital de Samaipata, los que provocaron derrumbes en las carreteras para impedir el paso del oxígeno, forman parte del ejército de la transnacional del narcotráfico, que tiene comandantes deseosos de provocar la guerra civil y no les interesan las elecciones.

Las instrucciones que llegan de Pekín o Moscú son diferentes a las que tienen los candidatos del partido que ya se siente derrotado.