Edición Impresa

Economía y sociedad cruceña, espacio de integración nacional

Escucha esta nota aquí

Santa Cruz siempre se ha destacado, en especial en estos últimos tiempos, por ser el motor económico del país, ya es algo indiscutible el papel que tiene el departamento en ese sentido, pero más allá de este aspecto, el aporte social que se está gestando es esencial para analizar el futuro. Hoy en día existen, según proyecciones del INE, aproximadamente tres millones de habitantes, de los cuales un poco más de un millón son inmigrantes; este fenómeno se da en el marco de que cada día más personas vienen en busca de la construcción de sus sueños y mejores días, buscando integrarse a la sociedad cruceña que acoge a toda la Bolivia en su gran economía.

No es casualidad que seamos el centro de anhelos del país, nuestra gente siempre se ha caracterizado por la hospitalidad, siendo esta fundamental para tener una importante cohesión social, esta misma se refiere al grado de integración de la ciudadanía con su comunidad, cuanto más unida, solidaria y cohesionada esté la sociedad, la convivencia entre sus miembros será más armónica, por ende, la economía, la democracia, sus instituciones funcionarán mejor. No es coincidencia que el cruceño sea fraterno y entienda que la cooperación es nuestra fortaleza, un gran ejemplo de éxito son nuestras grandes cooperativas que aportaron del departamento.

Nuestros próceres tuvieron claro que las sociedades basadas en la colaboración evolucionan más rápido, respetando el proyecto de vida de cada individuo sin imponer la colectividad por encima de este. Estos mismos lucharon contra el centralismo y no esperaron que este nos dé algo de los recursos que nos pertenecen, construyeron la base de la sociedad cruceña y su economía, dejando sólidamente que la solidaridad y la coordinación son el mejor medio para conseguir la prosperidad y el progreso. Santa Cruz es sinónimo de esperanza y de unidad de todos los bolivianos.

Aquí no importa de donde se venga, mientras se sientan parte de esta comunidad. En esta tierra se forja bienestar y existe empatía, se combate la exclusión, se crea sentido de pertenencia, se promueve la confianza y se incentivan mejores oportunidades para todos, como para el que quiere invertir y el que quiere trabajar. Es sencillo, mientras exista ese sentimiento de aceptación, de pertenencia, respeto al prójimo, sus valores, creencias y costumbres, y tus acciones en libertad no interfieran con la vida de otra persona, no existirán causas ni falsos discursos de confrontación que nos quieren imponer solo para dividirnos.

Santa Cruz es el espacio de integración nacional, porque siempre se tuvo claro que la política no nos da de comer, es con trabajo, empresa, productividad y competitividad que se sale adelante, en unidad, hombro a hombro y de la mano de todo aquel que llegue a construir mejores días. ¡Siempre libres cruceños seamos!.

Sebastián Crespo Postigo es  Director en el Comité Pro Santa Cruz y es exPresidente de la Casa de la Juventud.

Comentarios