Edición Impresa

Editorial Procusto

8/2/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Roberto Barbery Anaya

El intenso calor registrado en el mes de enero derritió la teoría de Álvaro García Linera que planteaba que el sol no saldría más si Evo Morales dejaba de ser Presidente. Inclusive dicen las estadísticas que nunca ha hecho tanto calor en todo el mundo.


El dato científico me hizo considerar la imperiosa necesidad de refundar la “Editorial Procusto”, con la que especula Borges en su “Posdata” de “El Aleph”… Como es de conocimiento universal, Procusto es un personaje de la mitología griega, que tenía una Posada en las colinas del Ática, que era un alojamiento casi obligado para el forastero que pasaba por allí. El caso es que Procusto era muy caprichoso, porque si el huésped excedía las pequeñas dimensiones de sus camas, procedía a cortarle las piernas para que pueda entrar exactamente; y si, por el contrario, el huésped era demasiado pequeño, lo esperaban camas muy largas, que hacían necesario descoyuntarlo a martillazos hasta estirarlo (Procusto quiere decir “estirador”), de manera que pueda entrar exactamente…

Bueno, resulta que ahora, Evo Morales sostiene que los bolivianos no dejan de llorar, de manera literal, porque ya no gobierna… La hipótesis ha sido reconfirmada por un dirigente de su propio Partido, que después de darse una vuelta por la Plaza Murillo, ha dicho que no ha visto a nadie llorando…

De todas formas, no se puede descartar totalmente que haya gente inclusive un poco apenada, como es normal en una democracia republicana, en la que se pueden tolerar patologías demagógicas… Sin embargo, para ilustrar el extremo de que se llora a lágrima viva, las agencias noticiosas van a tener que hacer malabares inauditos, como el que propone ciertamente Borges, para publicar los poemas cursis de su personaje Carlos Argentino Daneri…


Comentarios