OpiniónOPINIÓN

El censo – solo una batalla

El Deber logo
13 de noviembre de 2022, 4:00 AM
13 de noviembre de 2022, 4:00 AM

Por: Alvaro Mier

El Censo de población y vivienda es el operativo civil de mayor magnitud que puede encarar un país, entre otras cosas por su complejidad operativa y el tamaño de extensión territorial que abarca en Bolivia sus 340 municipios distribuidos en 10 ciudades y su gran periferia, además de cientos de asentamientos medianos y pequeños, urbanos y rurales dispersos en todo el territorio, la complejidad del empadronamiento y las tareas previas a éste se convierten en un desafío gigantesco, especialmente por la dispersión de las comunidades rurales en un territorio de un billón noventa y ocho mil millones de m2 (1,098 x1012) que equivalen a 170 mil millones de canchas de fútbol.

PLANIFICACIÓN DE TAREAS -  REDUCCIÓN DE LA RUTA CRÍTICA

De acuerdo con el manual “Guía para la elaboración de un proyecto censal” editado por la ONU-CEPAL y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) del año 2011, es por esta envergadura y complejidad donde radica la importancia que se debe otorgar a la planificación rigurosa y detallada de todas sus etapas y actividades.

Como todo gran proyecto, se debe desmenuzar el mismo en tareas pequeñas de fácil comprensión y así establecer el orden de ejecución (antecesoras y sucesoras), los recursos asignados (materiales y humanos) y el tiempo que se demora en completar la tarea con dichos recursos (rendimiento). Una vez que se termina de definir cada tarea con estos atributos se obtiene la RUTA CRÍTICA del proyecto, es decir, qué tareas son las más importantes y que pueden definir el adelantamiento o el atraso de la finalización de todo el proyecto.

Dicho esto, la única manera de acortar plazos, sin afectar la calidad de la ejecución de las tareas, se obtiene de estas maneras: se redefine la DEPENDENCIA entre tareas, se AUMENTAN LOS RECURSOS, se aumenta el RENDIMIENTO y por último se CAMBIA LA FORMA de ejecutar la tarea, o también se puede dar una combinación de estas soluciones. Estos son conceptos que empíricamente cualquier albañil o constructor maneja con maestría cuando su tarea es por ejemplo levantar muros o colocar pisos.

Como ya es de conocimiento público, el presupuesto asignado para este censo es a través de fondos de la cooperación internacional, FONPLATA asignó 40 millones de dólares y el BID 100 millones de dólares. Este monto duplica la cantidad de recursos del censo del año 2012 (72 millones) que a su vez supera con creces el costo del censo del 2001 (10 millones). Podemos decir entonces que no tenemos la restricción en cuanto a recursos materiales y eso para un proyecto de este tamaño es un alivio tremendo.

CARTOGRAFÍA BASE –  EL MAPA DEL TESORO

Por declaraciones públicas sabemos que la tarea con mayor dificultad es la actualización cartográfica y su verificación en el terreno, en otras palabras, es un mapa a una escala grande (1:1.000) a nivel de manzanas y si es posible de lotes. Este mapa sirve para delimitar geográficamente los lugares a ser empadronados, a estimar distancias y prever recorridos de los encuestadores, diseñar la estrategia de obtención de los datos, distribuir cargas de trabajo de empadronadores, etc, etc. Esta tarea la realiza el INE a partir de cualquier información que les puedan entregar los municipios, los más adelantados pueden darle información casi terminada pero los municipios chicos o con poca capacidad técnica entregan alguna información catastral que tiene que ser procesada y puesta a punto. Luego hay que realizar las tareas de verificación de esa cartografía en el terreno, para esto tienen que haber brigadas de verificación… muchas brigadas, aquí un ejemplo clásico que para adelantar esta tarea la solución es contratar dos, tres… diez veces más brigadas que las que existen actualmente para acortar el tiempo de la ruta crítica.

¿Y la cartografía? pues en la Guía Censal de la CEPAL citada al inicio se habla mucho de la reciente irrupción de nuevas tecnologías como los GPS, software cartográfico, imágenes satelitales de Google Earth, que a decir verdad y tal vez sea por la fecha de publicación, 2011, se quedan cortos y obsoletos en sus recomendaciones, hoy en día por ejemplo la empresa MAXAR es la mayor proveedora de imágenes ya procesadas de cualquier parte del globo obtenidas ayer y entregadas seis horas después. Dependiendo del propósito, las imágenes con tecnología ARD (Analysis - Ready Data) son infinitamente superiores al “google earth” casero y gratuito, ya que se trata de un data set de imágenes ya procesadas tomando en cuenta factores de corrección atmosférica y radiométrica, alineadas y orto rectificadas, optimizadas para cloud computing, configuradas para meta análisis y de acceso acelerado y distribución directa, o sea, el estado del arte en imágenes cartográficas en el formato de trabajo de ArcGIS. Expertos consultados estiman que esta empresa puede entregar el mapa de todos los asentamientos humanos de Bolivia en una semana. ¿Y el costo? entre 400 y 500 mil dólares, considerando que además es una base invaluable que se puede usar no solo para el censo sino para la planificación urbana de todos los municipios de Bolivia ya que está a escala uno en mil, una bicoca considerando que la cartografía base es EL MAYOR CUELLO DE BOTELLA QUE TENEMOS y que además contamos con 140 millones para invertir.

BOLETA CENSAL –  DEL PAPEL AL PÍXEL

Estamos escuchando estos días en la mesa técnica que se realiza en Trinidad, que hay que comprar papel especial, escáneres de alta resolución… eso es lo que recomienda esa guía de la CEPAL del año 2011, pero esa guía también habla de que “el punto de partida ideal para el establecimiento de los objetivos censales sería contar con información basada … entre otras cosas… una evaluación de los cambios que ha experimentado la tecnología” y cómo poner la misma al servicio del cumplimiento eficiente de las tareas censales.

La clave para acelerar la adquisición de datos en campo y el procesamiento posterior de la información es la DIGITALIZACIÓN DE LA BOLETA, es decir usar equipos digitales como tabletas e inclusive teléfonos inteligentes en las que se pueda cargar la aplicación que contenga las SEIS hojas de la boleta censal, la aplicación que se puede usar es ArcGIS Survey 123, que conecta los datos a ser introducidos con la cartografía base. Esta decisión no solo que es posible, sino que es considerada por la Guía Censal de la CEPAL, las debilidades de este tipo de soluciones tecnológicas citadas por la guía han sido ampliamente superadas por el avance de la tecnología en estos 11 años.

¿Y cuánto puede costar? Cien mil tabletas pueden costar 3 millones de dólares, además que la aplicación también se puede usar en cualquier teléfono inteligente. Con eso se matan muchos pájaros de un tiro, no se necesita imprimir boletas, no se necesita contratar a una empresa para que escanee los resultados ni se necesita comprar los escáneres, además de que se pueden obtener los datos casi en tiempo real. En los casos del empadronamiento en lugares remotos, no es necesario contar con conexión a internet, porque el equipo almacena los datos y cuando regresa el empadronador a los centros de control puede realizar la descarga o la transferencia de los datos obtenidos.

REHENES DE LA BUROCRACIA –  EL CERCO ADMINISTRATIVO

Hoy miércoles se conoce la finalización de la famosa mesa técnica en Trinidad, técnicos de varios departamentos estuvieron en esas arduas reuniones y por ellos conocemos la triste realidad, se revelaron las incongruencias técnicas, la mezquindad de datos, los pretextos como que no se pueden acelerar tareas porque se pinchan las llantas, o que el proceso para la compra e importación de papel especial lleva meses realizar, que no se puede aumentar el número de brigadas porque no alcanzan los chalecos… en fin, la falta de organización y de sentido común se revela en todos los absurdos pretextos expuestos. Tal vez eso sea producto de que hace meses el INE está descabezado, no hay nadie de peso a cargo, alguien que se eche en la espalda la responsabilidad como se hace en cualquier organización, para encarar un proyecto de esta envergadura.

Los técnicos de segundo escalón del INE no comprenden que cualquier traba que se interponga para acelerar los tiempos y hacer las tareas de manera más eficiente se deben eliminar apelando a marcos legales que permitan la agilización administrativa y el uso, sin melea, de métodos de contratación rápidos y expeditos. El censo ha sido declarado legalmente como prioridad nacional, no se trata de una compra cualquiera, tenemos a un departamento en paro general indefinido y todo un país en vilo, ¿cómo es posible no comprender esta urgencia? Sinceramente y después de conocer los detalles y cómo se campea la burocracia por lo expuesto en Trinidad dudo que el INE pueda llevar a cabo el censo ni siquiera en el año 2024.

Las sugerencias de cambios al cronograma oficial de parte de los técnicos llegaban a oídos sordos, todos proponían de una u otra forma mejorar la planificación de la LOGÍSTICA, ya que como vimos en el segundo párrafo, por el tamaño del país es un factor clave para lograr el éxito.

En resumen, el INE es ineficiente y anacrónico en sus métodos técnicos y absolutamente incapaz desde el punto de vista logístico y administrativo. Este hecho es totalmente funcional para quien no quiere el censo en el año 2023.

LA BATALLA DECISIVA –  EL PADRÓN ELECTORAL

No tengo muchas esperanzas en que este texto vaya a cambiar algo, lo hago simplemente para mostrar, así como lo hicieron nuestros valerosos profesionales Melvy Vargas y Jorge Akamine entre otros, que SÍ SE PUEDE con creatividad, conocimiento técnico y mucha voluntad, adelantar responsablemente las fechas de las tareas. Queda claro que el censo y su laberinto no se resuelve técnicamente, sino que es un tema político debido a los “peligrosos” y poco “convenientes” resultados que puede arrojar.

Lo que se viene. Si bien damos por descontado que los datos del censo nos sorprenderán porque tendremos datos demográficos fidedignos y sabremos a ciencia cierta cuántos habitantes somos en edad de votar en cada rincón del país y que ese dato es muy diferente comparado con el actual padrón electoral, este hecho solo tiene un valor moral ya que la corrección o actualización no es vinculante.

Por lo expuesto, no debemos perder de vista las próximas elecciones nacionales, es imprescindible exigir la depuración o la realización de un nuevo PADRÓN ELECTORAL antes de la votación, solo eso nos garantizará que las elecciones serán limpias. Esa es la batalla decisiva que debemos encarar unidos, con todas nuestras fuerzas intactas y la moral bien alta.

Tags