Edición Impresa

El drama social en Huanuni

16/3/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Ramiro Ramos - Andrade

La explotación laboral de los mineros, en especial durante la época de los barones del estaño Patiño, Hochschild y Aramayo, fue excesiva; aunque estos solo dejaban al país el 4% de sus exportaciones, antes de la Revolución de 1952, ya entonces los movimientos de trabajadores eran fortísimos. En septiembre de 1940 se produjo el levantamiento de los mineros de Huanuni a la cabeza de la palliri Lola Iraola.

Se organizaron para luchar por sus derechos, desde el 10 hasta el 13 de julio de 1944 se realizó el 1.er Congreso de Trabajadores Mineros de Bolivia; el 11 de junio se funda la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia. Llamada también columna vertebral de la COB, siendo su primer secretario Emilio Carvajal (Huanuni) y Juan Lechín O. (Siglo XX) como secretario ejecutivo, recordemos también la masacre de Huanuni el 30 de mayo de 1949.

El precursor del sindicalismo revolucionario fue Manuel Pareja Abecia de Viloco, luchó por la jornada laboral de 8 horas, lográndolo, por lo cual lo llamaban el padre de los mineros.

Las luchas por el salario mínimo vital con escala móvil fueron parte de las lides con los gobiernos de turno, otra reivindicación es la que logró el congelamiento para los mineros de 4 artículos de la canasta básica familiar: pan azúcar, arroz y carne.

El entonces ministro de Minería, Rogelio Miranda (Gobierno de Banzer), decía que “con tal de que trabaje Huanuni, el resto puede parar cuando quiera”. René Barrientos priorizaba oír las radios mineras para prevenir conflictos durante su Gobierno.

Durante la gestión del secretario general de la Fstmb, Filemón Escóbar, esta proponía la generación de más empleos con base en la minería para evitar la migración de los habitantes de tierras altas hacia el Oriente, asumía una actitud muy solidaria como cabeza del proletariado boliviano.

Hoy vemos un cambio radical de actitud de la dirigencia minera, prima el nomeimportismo ante la solidaridad de clase social hacia los desocupados, solo velan por un trabajo estable en Huanuni para sus bases, hay cuestionamientos muy fuertes (denuncias de que un número de trabajadores perciben doble ingreso del Estado entre rentas, ya que se retiraron, y sueldos por reincorporación). ¿Se animará el ministro de Minería a hacer una auditoría al manejo económico de EMH?

Desde el 23 de febrero se hace resguardo del Posokoni, donde están incluidas todas las secciones Prometedora, Harrison, Olivares y más; los sectores resguardados son Duncan, Tunari, Talismán, Gallina Muerta y otros. Hoy son menos de 3.000 trabajadores, de estos aproximadamente 1.700 viven en Oruro o Llallagua y menos de 1.000 en Huanuni, lo cual incide en la creación de empleo indirecto, cambiaron la Tesis de Pulacayo por intereses exiguos.

Actualmente los desocupados se dieron cuenta de que una toma del cerro Posokoni tendría funestas consecuencias, por lo que piden trabajar los complejos de María Francisca, el río Copajira desde Sajsani y hasta Machacamarca (que no es trabajado por EMH); prevén que trabajarán 1.000 en el río 20 Km, y el drama social pareciera ser cíclico en Huanuni, por lo que el Gobierno debe solucionarlo ya.


Comentarios