El Deber logo
28 de abril de 2018, 4:00 AM
28 de abril de 2018, 4:00 AM

Uno ingresa a la página del diario El Comercio en Ecuador y una franja negra con un listón del mismo color dice: “Siempre nos faltarán tres”, seguido de las fotos de los rostros de Paúl, Javier y Efraín. Todo el portal está en blanco y negro, todas las fotos tienen esos tonos. Al abrir ese link se percibe el miedo, el temor, el luto, el sufrimiento. Su editorial comienza así: “Tres compañeros de este diario fueron secuestrados por grupos irregulares armados mientras cumplían tareas periodísticas para informar al país”. 

Nadie se imaginaba que ese 26 de marzo, en la parroquia de Mataje, provincia Esmeralda en Ecuador, sería la última vez que verían a Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra, tres periodistas de El Comercio, que fueron enviados para realizar una cobertura periodística sobre las condiciones de vida de los pobladores de esa zona, donde en los últimos meses se había registrado varios atentados con explosivos. Allí los asesinaron.

Según la Comisión de Libertad de Prensa de la Sociedad Interamericana de Prensa, son 14 los periodistas asesinados en el último semestre: cuatro mexicanos, tres ecuatorianos, dos brasileños, dos guatemaltecos, un colombiano, un hondureño y un salvadoreño.
El nobel colombiano Gabriel García Márquez habla del periodismo como el mejor oficio del mundo… ahora el periodista está expuesto a muchos riesgos, varios de ellos mortales, pero hay otros riesgos también presentes en el oficio, como la discriminación, el recorte de publicidad, o la generación de corrientes negativas hacia un medio o un periodista.

Es evidente que toda figura social, política o en muchos casos todo criminal está expuesto a que los periodistas hablen, informen u opinen de ellos, de ahí se origina la represión que en muchos casos llega hasta hechos extremos como el ocurrido en Ecuador. Ahora bien, es necesario que las autoridades brinden garantías necesarias para que los periodistas puedan ejercer su profesión, esa que tiene como función más relevante la de informar con toda la veracidad y objetividad. 

Este 10 de mayo es día del periodista boliviano, felicitamos a todos aquellos que día a día realizan el oficio más bello del mundo y sufren las consecuencias del mismo.

Tags