Edición Impresa

El trotskismo

Escucha esta nota aquí

La filosofía trotskista, tiene solamente dos lemas:

Lema uno: “todo o nada”, significa que ellos para ser gobierno necesitan tener todo el poder en sus manos (político, económico, social, judicial, etc.), por eso, se ve cómo hoy estamos presos en la telaraña troska, tienen en sus manos todo el poder y lo usan a su modo.

Lema dos: “tanto peor, tanto mejor”, significa que cuando peor es la situación política, económica, social, etc. es mejor para ellos, pueden maniobrar como quieren, sin pararse a escuchar a la oposición, poner a la derecha y al imperio como culpables de todo mal y justificar todo tipo de atropello con el verso trosko.

El caso más trágico, es el de Venezuela, y los próximos son Nicaragua y Perú. Hugo Chávez fue el León Troski del siglo 21, el creador del falso socialismo “bolivariano”, el precursor de todos los que lo siguieron en América Latina. El resultado de esta política no puede ser peor, y lo mas grave es el matrimonio con el narcotráfico, que es la base del engendro actual, y difícil de contrarrestar.

Va a costar mucho tiempo recuperar la normalidad, y a un costo alto, la mayoría de los países y a nivel gobierno, están encubriendo el narcotráfico, solapando todo desde hace años. Los troskos nunca hicieron una revolución socialista en ninguna parte del mundo, pertenecen a un grupo de la pequeña burguesía, que pretende desplazar a la gran burguesía para ocupar su lugar, y en esto, no se paran ante nada, se ríen de la oposición, saben a dónde van…

Lenin escribió el libro: “Las dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución”, le costo mucho la parte teórica con Trostki. Lo curioso de esto es que los politólogos de Bolivia y sobre todo los locales no conocen la historia, o no saben nada del trosko.

Habría que desempolvar la historia y ver si no la estamos repitiendo. Hasta acá se hiso todo a cabalidad, no falta nada, lo grave es que acá repitan lo de Venezuela “tanto peor, tanto mejor”.

Juan Carlos Burela Espíndola es jubilado

Comentarios