El Deber logo
15 de febrero de 2017, 4:00 AM
15 de febrero de 2017, 4:00 AM

No es que sea muy admirador de mi comadre por ser ella cholita y yo cholero, ni tampoco porque ella me presta algunos dinerillos cuando la pobreza se ceba en este caballero, lo que sucede es que esa cholita cochabambina es una gran periodista acreditada como mi corresponsal en el Palacio Real de la plaza Murillo. ¿Por qué este preámbulo laudatorio para la susodicha? Es que ella se entera de todo lo que sucede en ese reducto impenetrable, donde todos cuchichean y el único que habla fuerte, y por eso está ronco, es el presidente vitalicio Evo Morales.

Como ustedes saben, el mandatario, natural de Orinoca, ha decidido emprender viaje a La Haya para enterarse y revisar la ortografía del documento que Bolivia presentará ante el Alto Tribunal de Justicia Internacional, lo cual le pareció muy bien a la bambina valluna, quien me dijo: “Dentro de algunos años o más nuestros historiadores examinarán el precioso documento que nos ayudó a retornar al mar cautivo y admirarán en este las huellas digitales de Evo”. 
Felicité a la periodista por la noticia del viaje presidencial, pero ella me dijo: “Eso no es todo, jefecito, el señor presidente del Estado Plurinacional y Folclórico ha decidido viajar a La Haya con una ‘nutrida’ delegación de funcionarios, algunos que conocen el Derecho Internacional y otros que son y que serán premiados por ‘llunkus’, además de tres yatiris para embrujar a algunos componentes de ese alto tribunal. Pregunté a la periodista internacional, nacida en Quillacollo, quiénes son esos brujos andinos, respondiendo Macacha: “Se trata de Kaliman, Mandraque, y Titirico, viejos amigos nuestros”. 

Dije a Macacha que me alegraba del viaje de los yatiris aunque no tanto de los ‘coladores’, pues, según trascendió, confirmaron a Macacha su viaje a La Haya, pero que aprovechando el periplo visitarán el Museo de la Ubre, sacarán fotografías de la Torre Infiel de París y también se harán pis en la Bacinica de San Pedro, en Roma. Macacha me aseguro que serán los yatiris quienes nos informarán acerca de este histórico viaje. Ojalá que así sea 

Tags