El Deber logo
23 de junio de 2023, 8:02 AM
23 de junio de 2023, 8:02 AM

Por: Marcela Canedo Daroca, comunicadora estratega y digital

 

Como generación X tengo la suerte de haber vivido cambios tecnológicos que me ayudan a entender la grandiosidad de los logros alcanzados desde la tecnología, pero también a valorar la "humanidad" con la que vivimos antes de ellos.

Cambios como los de la telefonía fija a la móvil, la posibilidad de las videollamadas, el acceso gratuito a los chats en tiempo real, la masificación de las redes sociales y su uso, la democratización de las transmisiones en vivo desde plataformas online, etc.  son todos fenómenos que si bien para algunos más y otros menos, han sido adaptaciones que hemos tenido que hacer a nuestra manera de vivir, hoy no se concibe el mundo sin ellas.  

Pero los cambios provocados por la tecnología siguen y van en aumento…. Y es que para los que aun lo dudan, el año 2023 es el año donde ha comenzado una nueva era: "la de la Inteligencia Artificial-IA"…. si no has oído de ella, es porque no vives en este planeta!!!

La cobertura de los medios de comunicación y redes sociales han consolidado este fenómeno iniciando conversaciones sobre la IA y las empresas más visionarias del mercado ya han adaptado y lanzado productos para su uso.  

Probablemente el Chat GPT de la empresa Open AI sea la joya de la corona de este lanzamiento, por su popularidad y uso. Se trata de un sistema de chat basado en el modelo de lenguaje por Inteligencia Artificial, que en base a ¨Prompts¨ o comandos es capaz de crear y generar información nueva, en diferentes idiomas, y con una multifuncionalidad de aplicaciones, en cuestión de minutos.

Pero la IA es más que el Chat GPT, y por supuesto, dependiendo del sector, existen ya variadas herramientas con IA integradas,  que hacen que muchos profesionales sientan miedo ante la posibilidad de un reemplazo en su trabajo por esta inteligencia artificial.

El caso del trabajo con imágenes

Si bien la IA no se ha generado recientemente, pues lleva más de 7 años procesando y almacenando datos para su funcionamiento, hoy por ejemplo en el campo de trabajo con imágenes, la IA realiza tareas increíbles que superan o se equiparan al mejor artista gráfico o diseñador.

Montajes casi perfectos, manejo de luz, de colores, de ángulos y encuadres casi perfectos, que son creados exclusivamente con palabras, generan imágenes de personajes públicos o lugares del mundo que podrían confundir a cualquiera  por su increíble semejanza con la realidad.

Mencionando a algunos de los lideres de la principal industria del manejo de imagen "la tecnológica con IA y sus infinitas posibilidades, nos está llevando a una nueva era donde ya no podemos creer a nuestros ojos y donde confirmar lo que vemos será más importante que nunca!" - (Encuentro Figma 22-junio 2023)

Este hecho, el de la capacidad "creativa gráfica de la IA¨, es la razón por la que empresas líderes en manejo de imagen como Adobe o Canva están trabajando duramente para crear lo que se llama las "Content Credentials¨ o ¨Credenciales de contenido",  una suerte de metadata que certifique la información de seguridad de las imágenes, y que deberá incluirse en ellas para certificar su originalidad (o sea que no son creadas por la IA) dándole así al usuario de la web (o sea a cada uno de nosotros) la certeza de que lo que miran nuestros ojos realmente sucedió.

El tema no es menor, sobre todo cuando se considera que son pocos los usuarios acostumbrados a verificar el contenido de lo que consume en redes sociales y en plataformas online, y creen ese paradigma cierto hasta estos años, de que "una imagen vale más que mil palabras".  Por ello, probablemente haya que extender estos conceptos de seguridad también a otros formatos, como la palabra escrita, donde también la IA, por el algoritmo, es vulnerable a crear verdades que no lo son.

Lo cierto es que vivimos una era apasionante, de grandes innovaciones y cambios, que si, por supuesto, suman beneficios, pero también riesgos de los que debemos ser conscientes  … la llegada de IA está revolucionando hoy claramente el mundo del trabajo visual, pero también, y prontamente, tendrá incidencia así de importantes en otras profesiones y áreas donde hasta hoy no las tiene.