Escucha esta nota aquí


El ex presidente y jefe de campaña del MAS, Evo Morales, ha lanzado la amenaza: tarde o temprano las empresas encuestadoras serán sancionadas ‘por el daño que están haciendo a la democracia’. 

Días después, escribió en su cuenta de Twitter que la Asamblea Legislativa ‘debería investigar el papel de las empresas encuestadoras y proponer una ley en coordinación con el Órgano Electoral’, y en las horas siguientes el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, anunció la conformación de una comisión para investigar el rol de las encuestadoras en procesos electorales.

Mamani acusó a las empresas encuestadoras de usar datos falsos con el fin de influir en la opinión pública y habló de una supuesta manipulación de los datos con una intencionalidad que dijo desconocer.

Las advertencias y anuncio de investigación se acentuaron después de la difusión de los resultados de dos encuestas de diferentes empresas en las que los candidatos del MAS aparecen como perdedores en las alcaldías de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y El Alto.

El caso más llamativo es el de la candidata a la alcaldía Eva Copa, de la agrupación Jallala, que en El Alto tiene una preferencia del 86,6 por ciento en la proyección de votos válidos, mientras el candidato del MAS, Zacarías Maquera, tiene el 9,2 por ciento, según la encuesta de Focaliza difundida el último domingo por Red Uno y Bolivisión.

En Cochabamba el candidato a alcalde Manfred Reyes Villa alcanza 63,7 por ciento en la misma encuesta y Nelson Cox del MAS obtiene 15,4 por ciento.

En Santa Cruz, Johnny Fernández tiene 33,7 por ciento en la encuesta, seguido por Gary Áñez con 31,6, Angélica Sosa con 14,8 por ciento, Roly Aguilera con 9,6 por ciento y en quinto lugar aparece la candidata del MAS, Adriana Salvatierra, con 8,6 por ciento.

En La Paz, el candidato Iván Arias, de la agrupación Somos Pueblo, tiene 53,1 por ciento frente a 29,6 por ciento del candidato César Dockweiler del MAS. La primera reacción de las empresas encuestadoras ante el anuncio de investigaciones y la amenaza del jefe del MAS es de tranquilidad, dicen no temer nada, que están dispuestas a demostrar la transparencia de su trabajo y que sus actuaciones se enmarcan en las regulaciones del Órgano Electoral Plurinacional.

Sin embargo, desde el frente político, en Comunidad Ciudadana rechazan el anuncio de investigaciones y critican que el MAS cuestiona ahora lo que en el pasado apoyaba cuando los resultados les eran favorables.

También Juan Carlos Núñez, director la Fundación Jubileo que realizó encuestas de opinión en las elecciones de 2019 y 2020, rechazó esas investigaciones porque en su criterio el Órgano Electoral es la única entidad que regula las encuestas.

A poco menos de dos semanas de las elecciones, el MAS tiene que demostrar su condición democrática aceptando la voluntad popular, así como se la respetó en las últimas elecciones nacionales en las que resultó como nítido ganador con una gran diferencia respecto del segundo.

Viniendo de Evo Morales, las amenazas no resultan extrañas, pero el partido tiene que actuar en apego a las leyes, respetando la independencia del poder electoral y por tanto dejar que éste regule el trabajo de las empresas encuestadoras.

Las encuestas no son ‘palabra de Dios’, sino apenas una referencia relativa de opinión que corresponde al instante en que se hace la pregunta. La preferencia electoral se mueve, a veces no siempre se revela con exactitud en las encuestas y se debe aceptarlas como tal. Apenas eso, ni más ni menos.



Comentarios