El Deber logo
29 de junio de 2018, 4:00 AM
29 de junio de 2018, 4:00 AM

Durante un mes toda nuestra vida gira en relación a un balón de fútbol, todas las charlas están basadas en el rendimiento de los equipos en el Mundial de fútbol 2018. Este deporte es pasión de multitudes, es un juego que genera seguidores en todo el planeta, pero así como es un juego también nos brinda enseñanzas y algunas pueden ser mundiales.

Pensar en grande. Antes del inicio del Mundial le hicieron una entrevista al jugador mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández, el periodista le dijo: “Javier, pongámonos serios, México no está para campeonar”. El jugador mexicano no dejó terminar de hablar al periodista y le responde: “¿Por qué no podemos pensar en cosas chingonas? Vamos a ir a la Copa del Mundo a intentar sacar el máximo provecho”. Y México pensó en grande y derrotó al campeón del mundo, Alemania, algo impensado para todo el planeta.

Humanización del fútbol. Los futbolistas, antes de ser ídolos y estrellas mundiales, son seres humanos. Eso lo demostraron los jugadores de Dinamarca, que colaboraron económicamente para que el jugador de su país Jonas Knudsen pudiera ir en un jet privado a ver el nacimiento de su hija. “Somos seres humanos antes que futbolistas”, dijo Kasper Schmeichel, arquero danés. 

Conciencia medioambiental. Los hinchas japoneses, una vez que finalizan los partidos en los que juega su selección, dedican un tiempo a recoger la basura del estadio; eso demuestra un respeto al medioambiente.

Cualquier selección puede ser campeona mundial, los jugadores estrella brillan o algunos no rinden como en sus clubes, algunos equipos que llegaron como favoritos no pudieron clasificar a la siguiente fase, el video asistido incorporó la tecnología al fútbol, Rusia fue una fiesta, a algunos sudamericanos no les fue tan bien, en los mundiales pasan muchas cosas relacionadas al deporte, pero sobre todo existen elementos que te dejan enseñanza para toda la vida, como ver a un jugador consolar a su rival una vez finalizado el encuentro. El trabajo en equipo, el liderazgo, la motivación y la calma en momentos críticos son algunas enseñanzas que deja este hermoso deporte.

Ahora, cuando mire el próximo partido no solo esté atento al gol, a la jugada perfecta o a los movimientos del mejor jugador; observe el liderazgo, la empatía, la motivación, aprenda no solo de fútbol, sino las otras cosas que deja este deporte y que hacen a uno una mejor persona.

Tags