Opinión

Espermatozoides imperialistas

El Deber logo
14 de abril de 2017, 4:00 AM
14 de abril de 2017, 4:00 AM

A parecer, fuerzas de inteligencia del Gobierno detectaron acciones sofisticadas para desestabilizar el proceso de cambio. Pese al auge económico que administra don Evo y compañía, que hace caminos, canchas de fútbol en la punta del cerro o en el codo de los ríos amazónicos, donde se gastan dineros a manos llenas o se firman contratos que luego resultan estafas, hay otras tareas más prioritarias. Los oficialistas viajan a Europa como ir a Quirusillas, y eso nos hace pensar que hay cosas que no caminan. Siguen habiendo hermanos en la pobreza extrema y hay extremos de nuevos ricos, que preocupan.

Nacer en Santa Cruz se ha convertido en un problema increíble. Nacen muchas criaturas y no hay la suficiente capacidad para recibirlos. Ni a escala nacional, ni gubernamental ni municipal hay respuestas modernas ni medianamente confortables para recibir a los recién nacidos. Es increíble, pero habrá de aquí a poco una huelga general de ‘prenacidos’ que se negarán a salir del vientre materno porque las condiciones no están dadas. Esa acción será apoyada por las parturientas que cerrarán válvulas hasta nuevo aviso.

Fuentes extraoficiales dan cuenta de que no es que se haya descuidado este acápite tan sagrado, sino que la fuerza invisible del imperio hace que nazcan en la ciudad y provincias demasiados niños. Consideran que la CIA confabula con las cigüeñas a las que les han sido instaladas poderosos propulsores que las mantienen activas y veloces noche y día. Es más, en laboratorios especiales el imperio está manipulando, me han dicho, espermatozoides imperialistas para asegurar la fecundación de los bebés en tres meses de embarazo para enloquecer a las autoridades y hacer desesperar al pueblo embarazado. Los bebés en gestación no saben hablar, pero ya han escrito grafitis en los vientres de sus madres que dicen “ya no rifen la plata en concentraciones, fiestas ni viajes; trabajen para darnos una digna bienvenida, que nosotros seremos los nuevos y buenos bolivianos, votemos o no votemos por ustedes” 

Tags