Opinión

Evo se acerca a Bolsonaro por el gas y el Mercosur

Carlos Morales Peña 4/8/2019 04:00

Escucha esta nota aquí

Días después de la “sugerencia” del ultraderechista Jair Bolsonaro para que se aleje del izquierdista Foro de San Pablo, el presidente Evo Morales no asistió a la XXV edición del mayor encuentro de esa corriente ideológica que se hizo en Caracas (Venezuela) y, en su lugar, envió una delegación encabezada por la secretaria de relaciones internacionales del Movimiento al Socialismo (MAS), Juanita Ancieta.

¿Qué implicancias tiene la ausencia de Evo Morales en la última reunión del Foro de San Pablo?

EL DEBER habló con el analista político brasileño Márcio Aguiar y el politólogo José Rafael Vilar. Esto respondieron.

Según las palabras del propio presidente brasileño, Jair Bolsonaro (PSL): “Me quedé contento con Evo Morales, que acaba de entregar Battisti a Italia, que era un símbolo de la izquierda en Brasil. Tampoco participó en el Foro de San Pablo, este grupo que cada vez más nos unía y nos convertía en iguales debajo, y finalmente buscaba negar nuestra libertad. Él [Morales] es uno de los de la vieja izquierda de Brasil, pero está evolucionando”.

“La ausencia del presidente Evo Morales en el Foro de San Pablo en Caracas, muestra su compromiso en poner a Bolivia como miembro de pleno derecho en el Mercosur. Teóricamente esa es una señal clara de su distanciamiento del grupo de izquierda, pero aún es muy temprano para decir si realmente está dejando a Nicolás Maduro y migrando al centro. Está claro que Evo Morales y Jair Bolsonaro están acercándose”, indicó Aguiar.

“Creo que Evo Morales ha establecido prioridades, es decir, primero trata de su reelección, incluso si en teoría tiene que dar un giro al centro”.

Segundo, “su reelección depende de asegurar la presencia de Bolivia en el comercio latinoamericano y esto implica acercarse a Brasil”, destacó el analista brasileño.

Sin embargo, parece que Bolivia todavía tiene un pie en la izquierda con la presencia del MAS y movimientos sociales junto al Foro de San Pablo. Juanita Ancieta líder del MAS en Caracas, dijo que “en ningún momento hay un distanciamiento porque siempre estamos agradecidos con el pueblo bolivariano, porque nos han apoyado en tiempos difíciles. Bolivia está aquí para brindar este apoyo”.

“Creo que los lazos de izquierda en la región continúan. Lo que es diferente es el enfoque estratégico y electoral de Evo Morales para el centro”, aseguró Aguiar.

“Suavecito” en la relación

“La ausencia de Evo Morales se inscribe en el esfuerzo de acercamiento y afán de suavizar las relaciones con Brasil y el presidente Bolsonaro, ubicado en su antípoda ideológica”, indicó Vilar.

¿Por qué este acercamiento? Son varios los factores: “En primer lugar, se nos acaba el contrato de exportación de gas a Brasil y su extensión de un año para cumplimiento de lo pendiente y con las nuevas reglas del negocio de Petrobras ya no tendremos un gran comprador estatal (federal) por un largo período sino el modelo de negocios se convertirá en medianos y pequeños compradores privados públicos (estados y ciudades) por cortos y medios (los menos) períodos, lo cual implicará, además, negociaciones de precios seguidas teniendo en cuenta que ya Argentina indexó el gas boliviano al precio exterior y este, por los nuevos descubrimientos y el shale gas, tiende a bajar”.

“No olvidemos que Brasil tiende al autoabastecimiento con Pre-sal y Argentina, con Vaca Muerta, va a convertirse en exportador, incluidos mercados del sur de Brasil, además de tender a convertir las exportaciones bolivianas en provisión para las provincias del Norte Argentino, al menos mientras no esté funcionando el Gasoducto del Noreste Argentino, el GNEA, que llevará desde Vaca Muerta. Las fantasías del ministro de Hidrocarburos boliviano no son necesarias de comentar y sí de tenerle mucha solidaridad por su incompetencia”, destacó Vilar.

La otra implicancia “es la constatación por el Gobierno del presidente Morales que Bolivia está rodeada por fronteras de países con definitivo distinto signo ideológico (Argentina, Paraguay, Brasil, Chile y Perú) y que la economía y las relaciones ideologizadas de todos los años de auge del socialismo del siglo XXI son historia pasada. Por ello, las relaciones con el entorno se convierten en tema desideologizado con un fuerte componente de rechazo a la narcodictadura de Maduro”.

“Un buen ejemplo en ese sentido es que el expresidente uruguayo José Pepe Mujica y el candidato presidencial del Frente Amplio acaban de denominar “dictadura” al régimen de Nicolás Maduro, un cambio de 180° en el Frente Amplio”, destacó.

¿Evo dio un giro al centro en función de su aspiración a la reelección?, consultamos.

“Como el Dr. Faustus, la reelección y su posterior sobrevivencia dependen mucho de sus vecinos de ideología contraria, hasta ahora “el diablo” en recordada mención del difunto Hugo Chávez. Por eso, poco le valdría “el alma” sin el poder y con crisis”, afirmó.

Comentarios