Opinión

Fidel, ¿cómo figurar en la historia?

El Deber logo
18 de febrero de 2017, 4:00 AM
18 de febrero de 2017, 4:00 AM

Los seres humanos tenemos el deseo de figurar en la historia, pero a esta no se la puede comprar, se la tiene que ganar a través de obras, testimonios y hechos que sean congruentes con los ideales de libertad, justicia y paz social. Digo esto para referirme a Fidel Castro, que desde Sierra Maestra avanzó con sus columnas guerrilleras hasta La Habana y derrocó la tiranía de Fulgencio Batista, el 2 de enero de 1959. Triunfante la revolución, el pueblo cifró su esperanza de vivir un futuro mejor. 

A poco tiempo de tomar el mando, Fidel impuso el sistema marxista para gobernar, en especial la ideas de León Trotski, que vio la necesidad de preconizar la revolución mundial permanente, surgida en el Congreso de la Cuarta Internacional realizado en Suiza el 3 de septiembre de 1938, en desacuerdo con la postura de Stalin de edificar el socialismo en un solo país. Sin embargo, Camilo Cienfuegos y Huber Matos se opusieron al ver que el comunismo fracasó y se prostituyó en Rusia por la corrupción, pero Fidel, para acallar voces disidentes, recurrió a purgas y encarcelamientos inventando juicios por conspiración. El tiempo confirma que la dictadura no resolvió las reivindicaciones sociales.

Fidel pretendió exportar su revolución a Bolivia mediante Ernesto Che Guevara, que a fines de 1966 organizó, instaló y comandó la guerrilla con base de operaciones en Ñancahuazú, pero fracasó debido a la oportuna intervención patriótica de las FFAA, que combatieron sin tregua al invasor extranjero, destacándose el batallón Ranger, al mando del Cap. Gary Prado, que puso fin a la aventura al capturar al Che. Lo paradójico, a 58 años de la revolución, es que se convirtió en subyugadora de los cubanos, pues los condujo a la pobreza y a perder su libertad, mientras el comandante acumulaba fortuna aferrado al poder para tapar sus delitos. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al referirse a Fidel, dijo: “Murió el tirano más perverso de la historia”. Entonces, Fidel, con ese cúmulo de negros antecedentes, ingresará a la historia como un tirano 

Tags