Opinión

Gringo bandolero

El Deber 12/5/2017 04:00

Escucha esta nota aquí

Gringo Gonzales, pese a que es masista, es un buen tipo. Creo sinceramente que fue de muy buena fe, sin deseos de molestar a nuestros vecinos, a dar un abrazo y palabras solidarias a los prisioneros bolivianos víctimas del capricho chileno. Se pasaron de la raya cuando a una mujer de pollera que iba con la angustia anudada en la garganta para ver a su hijo la obligaron a ponerse buzo. ¿Dónde se ha visto una chola con buzo? ¿Por qué llegar a esas decisiones crueles? ¿Cuál es la razón para burlarse de gente humilde y desesperada, con sus hijos entre rejas? ¿Creían que bajo sus polleras había 50 metralletas o estaban cobijados los rápidos y furiosos satinadores ‘made in Bolivia’ con la misión de rescatarlos? 

No entiendo. Lo único que sé es que hay una vieja canción de Los Jairas que se titula Gringo bandolero y no creo que la Cancillería de Chile haga escuchar ese tema para justificar su prepotencia y negar la visa a ese país nada menos que al presidente del Senado de Bolivia. ¿En qué tiempos vivimos? No hace mucho, Bachelet y Evo eran cumpas, pero que hubieran perdido 12 a 2 en La Haya parece que es la revancha mapochina. Más bien la FIFA nos quitó puntos en las eliminatorias para que su seleccionado respire. Con eso más, Chile ya habría condenado a cadena perpetua a esos ‘funcionarios sin fronteras’ que correteaban contrabandistas.

Siempre hablamos de una América libre, soberana y unida, hermanada. Pudimos haber sido la Gran Colombia, por ahí para limar asperezas, Bolivia y Chile se hubieran unido, pero el problema habría sido fundir los nombres y ahora nos llamaríamos Boliche. ‘Chita’ que este es un enredo. Conocemos a la gente chilena, dicharachera, afanosa por hacer sus ‘tacos’ (bromas), pero ya está de buen tamaño. Por nuestras diferencias limítrofes de países hermanos nos convertimos en países primos, pero a este paso seremos hermanastros, nada más. En el pasaporte de Gringo Gonzales faltaba que los chilenos le pongan: “Lerolero, lerolero, Gringo bandolero, ya’stá”. 

Comentarios