Edición Impresa

¿Hacer política, sin ser político?

Ronald Valera 24/9/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

En las ultimas semana varios dirigentes políticos, han expresado que ellos no buscaron SER POLÍTICOS y HACER POLÍTICA; profundizando en dichas expresiones que son validas y respetables, existe una visión errónea de la concepción de la POLÍTICA, que se concibe en este caso como una política partidista, que se caracteriza por buscar el bienestar del partido, añadiendo que en este tipo de política partidista se suele buscar el bienestar del líder, como es el ejemplo de Cristina Fernandez de Kirchner que antepone sus intereses en Argentina, en Venezuela donde Maduro no suelta el poder por no tener que rendir cuenta por sus crímenes y en Bolivia el partido de gobierno, busca el bienestar del expresidente Morales a costa de la estabilidad del propio gobierno y sociedad bolivianas.

Partiendo de esos ejemplos, muchas personas que tienen algún cargo público, aunque ejercen la política como profesión tienen una visión inadecuada de la misma, sintiendo vergüenza de tal noble servicio. La política concebida adecuadamente sin caer en el idealismo romántico, es una de las profesiones más loables que tiene la humanidad, porque la persona que se dedica a ella busca el bienestar de la comunidad, para ello, se debe tener claro la concepción de POLÍTICA, de las diferentes corrientes y modelos políticos, además, saber diferenciar la acción partidista cuando se es parte de algún partido político, que no es malo formar parte de uno, pero si es inadecuado que quien ejerce un cargo público solo se deba al partido y no a la comunidad.

Por lo tanto, todos las personas por naturaleza son un ser político que pueden contribuir desde su estado de vida y profesión al bienestar de la sociedad; al mismo tiempo, existen pocas personas que se dedican a la política partidista que es necesaria en la sociedad, pero sin caer en el extremo de priorizar al líder o al partido que a la sociedad; ya la historia ha demostrado lo fatal del partidismo si los ciudadanos no colocan los limites necesarios, así que comencemos a hacer POLÍTICA como servicio y no como partidismo.

Ronald Valera es Filósofo

Comentarios