Opinión

Hacia la gobernanza y la cooperación global

8/5/2019 04:00

Escucha esta nota aquí

El Segundo Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta, que tuvo lugar en Beijing hace poco, se coronó de éxitos, estuvieron presentes más de 6.000 representantes de 150 países y 92 organizaciones internacionales, incluyendo 38 jefes de Estado o de Gobierno, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y la directora del FMI, Christine Lagarde. Se firmaron 283 proyectos de cooperación en seis sectores. Entre las empresas chinas y las de otros países, se suscribieron convenios por un monto de 64.000 millones de dólares.

En la apertura del acto, el presidente de China, Xi Jinping, formuló la necesidad de construir la Franja y la Ruta de alta calidad, he aquí la línea principal de este segundo foro. En palabras de Jinping, es imperativo guiarnos por el principio de consulta amplia, contribución conjunta y beneficios compartidos, abogar por el multilateralismo; adherirnos al concepto de apertura, desarrollo verde e integridad, no participar en un círculo cerrado y exclusivo, cuidar bien el ecosistema de nuestro hogar común, realizar todas las cooperaciones en forma transparente, tomar una actitud de cero tolerancia a la corrupción; introducir reglas y estándares que sean respaldados por todas las partes, respetar las leyes y regulaciones de los países participantes; adoptar un enfoque centrado en las personas, dar prioridad a la reducción de la pobreza y la creación de empleos para que la cooperación de la Franja y la Ruta genere beneficios para los pueblos de los países participantes y contribuya a su desarrollo socioeconómico al tiempo de garantizar la sostenibilidad comercial y financiera.

Estos planteamientos de Jinping han recibido respuestas positivas de los dirigentes de dichos países y organizaciones internacionales. En la declaración conjunta, manifiestan el rechazo explícito al proteccionismo y el unilateralismo, afirman el consenso de promover la interconexión, explorar fuerzas motrices para el crecimiento económico y fomentar el desarrollo sostenible, enfatizan la necesidad de propulsar la liberalización y facilitación del comercio y las inversiones, apoyar el sistema multilateral de comercio abierto, inclusivo y basado en normas.

Todas las partes consideran necesario concentrarnos en profundizar las cooperaciones prácticas, impulsar el crecimiento interconectado más abierto y generar beneficios ampliamente compartidos, priorizar la construcción de obras infraestructurales de alta calidad y las cooperaciones industriales, solucionar bien problemas clave, como el soporte financiero, el ambiente de inversión, el control de riesgos y la vinculación entre los pueblos.

Para ello, es indispensable establecer mecanismos de trabajo y perfeccionar el apoyo complementario para alcanzar más frutos visibles. Todo esto implica que se ha bajado el centro de gravedad de la Franja y la Ruta, con prioridades más claras y enfoques más precisos, se abre una trayectoria más práctica, más sólida y más sostenible.

Durante el foro, el presidente Jinping anunció que China va a tomar una serie de medidas, tales como ampliar el acceso al mercado para las inversiones extranjeras, intensificar la cooperación internacional en la protección de propiedad intelectual, aumentar la importación de bienes y servicios, mejorar la eficiencia en la coordinación internacional respecto de las políticas macroeconómicas y prestar más atención a la implementación de las políticas de apertura al exterior. Estas medidas de apertura constituyen decisiones autónomas que ha tomado China acorde con sus propias necesidades, que traerán al mismo tiempo más oportunidades para la prosperidad de los demás países.