Opinión

Hermano papa…

El Deber 14/5/2017 04:00

Escucha esta nota aquí

Resulta que yo no tengo la vía directa para dirigirme a usted, no hay ‘valija diplomática’ por acá y no creo que alguien en la embajada de Bolivia me haga el favor de hacerle llegar esta carta, de manera que, aprovechando este espacio, quiero referirme a la carta que su ‘hermano Evo’ (supongo que es correcto considerarlo así) le enviara el 10 de mayo pasado para hacerle notar algunas cosas que este se olvidó de poner entre los ‘detalles’ de la carta, los que le permitirían a usted conocer el proceso de este tira y afloja tan desagradable entre países vecinos, del que, por supuesto, sus mandatarios asumen que los ayuda a subir algunos ‘puntos’, habida cuenta de que no vienen nada bien, porque están haciendo ‘casi todo mal’.

Resulta, ‘hermano papa’, que cuando nuestros compatriotas fueron detenidos, el 19 de marzo, el presidente Morales aseguró: “Combatían el contrabando en suelo boliviano” (cuenta de Evo Morales Ayma @evoespueblo), y lo siguió el ministro de Defensa, que aseguró: “Hubo una invasión de carabineros chilenos al territorio boliviano y secuestro de ciudadanos bolivianos que estaban cumpliendo con su deber”. Después los argumentos fueron cambiando hasta que el ‘hermano Evo’ le escribió que “realizaban tareas de lucha contra el contrabando en un incidente fronterizo con ese país vecino”. Como puede usted notar, ‘hermano papa’, hay una gran diferencia en lo que se le dice a usted y lo que se insiste en el país. Creo que eso no es correcto, porque es evidente que usted debe estar bien informado para ‘interceder’ ante el Gobierno de Chile, que es igual al nuestro cuando se trata de dirigirse ‘a los enemigos de siempre’.

‘Hermano papa’, es curioso que nuestro presidente se dirija a usted denunciando “detenciones arbitrarias”, justo a usted que recibió la carta de Milan Matkovic, que está enterado de las continuas violaciones a los derechos humanos en nuestro país, que sabe que hay procesados políticos que llevan años sin sentencia. Usted, que sabe del maltrato a los discapacitados en las calles de La Paz; usted conoce la violencia ejercida desde el Estado contra los marchistas del Tipnis, los indígenas de tierras bajas, de manera que es curioso recibir la queja por nuestros connacionales, cuando ese es el modus operandi que don Evo aplica en nuestro país. (Y no justifico lo hecho por Chile).

Hermano papa: desde el 10 de mayo hasta hoy, el presidente sigue su agresividad con los vecinos desde su cuenta de Twitter y en sus declaraciones diarias (no espera siquiera respuesta suya); así que le pido un favor: llámeles la atención a ambos gobiernos, los dos están jugando con los sentimientos de sus pueblos en busca de mejorar sus imágenes internas… eso no es honesto; no es cristiano (que yo sepa). 

Comentarios