El Deber logo
22 de agosto de 2018, 4:00 AM
22 de agosto de 2018, 4:00 AM

Cada vez más y por suerte estamos siendo testigos públicos de cosas que pasan en todos los rincones del planeta. El teléfono móvil y su camarita han entrado en la retina de la humanidad como si de un aire nuevo se tratara.

Cada segundo vemos cómo este aparatito está causando irritación en muchos círculos y muchas veces ganas de borrar el hecho.

Los cochabambinos y muchos defensores de la naturaleza ven con bochorno y filman con rabia cómo se sigue talando árboles, con el solo argumento de que “están viejos”, o podas brutales sin ningún conocimiento mínimo de esa actividad. Esto demanda acción de las autoridades y la respuesta es tardía, tibia o simplemente ignorada.

Las fotos que antes requerían de un ojo medianamente entrenado, ahora solo requieren apuntar y listo.

Son increíbles las cosas que se ven distribuidas en las redes sociales. Es asombroso que muchos gobiernos no reaccionen ante esta avalancha de demandas de acción contra todo tipo de abusos; sean estos de naturaleza política, humana o simplemente denunciando lo que la razón y el sentimiento humano pueden catalogar como inaceptable.

Venezolanos cruzando las fronteras son atormentados con gritos racistas y gritos insultantes de su humanidad. Inmigrantes muriendo en aguas del Mediterráneo y gobiernos haciendo gala de haberlos despachado. El acoso sufrido por las mujeres que cubrían la inauguración de la ‘Casa del Pueblo’, el insulto a su humanidad, no ha sido resarcido todavía.

Aplaudimos el hecho, sin embargo, de que una mujer, joven y guapa seguro, se acercara al presidente y le ofreciera su vientre en alquiler para la procreación de un hijo, nótese, hijo, no hija. Este acoso es también motivo de reflexión.

Las personas, sean o no representantes de organismos internacionales, tienen derecho a transitar por el territorio que les dio una visa. La implicación legal de una visa es poder moverse por todas partes excepto por lugares expresamente marcados como prohibidos. ¿Está el Tipnis prohibido? Parece que no, pero la camarita, esa que denuncia, mostró miseria de unas personas acosadas por su condición de visitantes.

Tags