Edición Impresa

Alias Agatha

Hitos del Sur

Escucha esta nota aquí

Ella mira hacia un costado. Sus ojos negros, profundos, resaltan como lámparas entre las marcadas arrugas, la piel morena y su delgadez. Parece llevar pendientes y un par de trenzas, aunque estas no se vean. En su pecho atraviesa una tradición textil de su pueblo, Tarabuco. Ella es Juana Herrera, una de los tres protagonistas en la histórica imagen publicada por Damián Condori Herrera, junto a sus progenitores.

“Gracias a mis padres por darme la vida. Mi cuna es humilde y mis sueños son inmensos. Hoy un ‘Quechua’ es gobernador de Chuquisaca. ¡Daré alma, vida y corazón por mi pueblo! ¡Hay esperanza, hay futuro!” indica el pie de foto, publicado en la cuenta de Facebook de Damián Condori.

El flamante gobernador fue posesionado el 3 de mayo, gracias al triunfo electoral en la segunda vuelta de las elecciones subnacionales en Bolivia. Este episodio representa un hito en la historia del departamento de Chuquisaca, que este 25 de mayo conmemora 212 años de su grito libertario.

A propósito de esta emblemática fecha, propongo analizar: ¿por qué la llegada de Damián Condori a la gobernación de Chuquisaca representa un importante hito para este departamento y para Bolivia?

Inicialmente, es preciso recordar la importancia histórica del departamento ubicado al sureste del país. Como se recuerda este 25 de mayo, el grito libertario en lo que fuera la Audiencia de Charcas -durante el periodo colonial- fue fundamental para el proceso independentista del continente latinoamericano.

Por un lado, contagió el espíritu de rebelión popular frente a la corona española y, por otro, evidenció la capacidad de líderes originarios de la región, hombres y mujeres, para articular la gesta independentista.

Sin embargo, este episodio no logró superar la estructura social colonial, establecida por el origen étnico-racial. En consecuencia, los representantes de pueblos originarios del departamento no solo han sufrido discriminación, sino el olvido de un Estado boliviano andinocentrista y los efectos de una visión de desarrollo focalizada en las ciudades.

Por lo mismo, la llegada de Condori a la gobernación de Chuquisaca representa una oportunidad para la inclusión social, económica y cultural de aquellos pueblos. No obstante, como sugirió el padre de Damián, Fidel Condori, la nueva autoridad departamental “no solo tiene que trabajar por los tarabuqueños sino por todos los chuquisaqueños, en la producción, salud y educación” (Correo del Sur Digital, 3-05-2021).

Así, parece posible retomar la utopía, empañada por el gobierno nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), para construir una sociedad que articule a líderes de pueblos originarios y una visión colectiva de gestión pública. De esta manera, alcanzar el ideal por una agenda común de beneficio colectivo. Damián Condori tiene esta gran oportunidad, que representa también un monumental reto.

Pero el nuevo gobernador de Chuquisaca parece tener la capacidad para superar obstáculos. No por nada, ha logrado llegar al cargo que aspiraba desde 2015, cuando Esteban Urquizu (candidato del MAS) asumió la gobernación, en una cuestionada elección.

Precisamente, en relación al partido oficialista del gobierno nacional, también cabe destacar la elección de Condori como un hito histórico.

A pesar de los múltiples intentos del MAS por generar un dominio político, a nivel nacional, las elecciones de autoridades locales evidenciaron la pluralidad y el rechazo a cualquier proyecto hegemónico. 

Asimismo, cabe agregar que la elección de Condori permite desmitificar que solo los candidatos del partido de Evo Morales pueden representar a los pueblos originarios y al pueblo, en general.

Por todo lo mencionado, la elección de Damián Condori representa un hito en la historia del departamento que gobierna y en la del país. En sus manos tiene una gran oportunidad y un desafiante reto. Para ello, será clave recordar las voces de sus padres, Fidel y Juana,  y poner en práctica el nombre del partido con el que llegó a la gobernación: “Chuquisaca Somos Todos”.

 

Comentarios