Edición Impresa

Homenaje a un cartógrafo

Escucha esta nota aquí

“Lo que en principio iba a ser una antología de textos se transformó así en un artesano ejercicio de cartografía. Que es en verdad el oficio al que he estado dedicado desde que al iniciarse los años ’70 ‘la comunicación’ apareció como enclave de pensamiento en mi tesis de doctorado en Filosofía, y desde entonces, en el día a día de un trabajo entre nómada y viajero”. Así introducía Jesús Martín-Barbero su texto “Oficio de cartógrafo. Travesías latinoamericanas de la comunicación en la cultura” (2003).

Este texto permite entender las rutas, paradas y destinos de gran parte de la obra de este autor, quien -con su vocación de cartógrafo- logró trazar mapas fundamentales para la investigación y reflexión de la comunicación, particularmente en América Latina.

A propósito de su reciente fallecimiento, la Asociación Boliviana de Investigadores de la Comunicación (Aboic), presidida por Rigliana Portugal, organizó este viernes 25 el panel “La obra de Jesús Martín-Barbero en la investigación comunicacional latinoamericana”. Voces de distintas latitudes del continente dialogaron sobre el filósofo hispano-colombiano, dando continuidad a uno de sus legados más importantes: pensar y discutir América Latina de manera conjunta y plural.

En tiempos donde la región atraviesa por una serie de crisis, considero pertinente recordar algunas reflexiones claves de Martín-Barbero, desde tres voces que participaron en el mencionado encuentro.

Inicialmente, cabe recordar que una de las obras más importantes de este autor fue “De los medios a las mediaciones” (1987). En esta, sacudía las estructuras teóricas de la comunicación, que se habían focalizado por mucho tiempo en los medios y lo que estos producen, a través de sus mensajes, en los sujetos sociales.

El interpelador cartógrafo sugería trascender esa mirada unidireccional para incluir en la reflexión lo que hacen los sujetos a partir de los mensajes que reciben. Acciones y procesos vinculados con sus particularidades sociales, culturales y políticas, como sugirió Marcelo Guardia, en su presentación.

Para el investigador boliviano, esta propuesta de Martín-Barbero permitiría entender, por ejemplo, la discusión sobre la narrativa construida del supuesto golpe de Estado en Bolivia. La creciente legitimidad de esta narrativa no solo estaría vinculada con su construcción, sino con la interpretación que hacen los sujetos sobre ella, de acuerdo a sus contextos, experiencias y singularidades.

Esto implica ver la comunicación más allá de los medios, entenderla a través de los sujetos y sus procesos de interpretación, apropiación y resignificación.

En tiempos de saturación informativa, noticias falsas, narrativas construidas y una consecuente polarización social en la región, el foco de análisis que sugiere el autor se hace aún más necesario. “Pensar la sociedad y la cultura desde la Comunicación”, como sugirió Eduardo Gutierrez, uno de los panelistas colombianos.

En su presentación, Gutiérrez recordó otro de los importantes aportes del homenajeado cartógrafo: “meterle país al aula de clase”. La escuela y la universidad tendrían que ser espacios de reflexión y discusión permanente sobre los complejos contextos que afectan a cada país del continente y a este, en su conjunto.

Esta propuesta permitiría construir una capacidad analítica, reflexiva y activa, tan necesaria en los tiempos actuales. Tiempos donde los estereotipos se han multiplicado, el enfrentamiento se ha normalizado y las opciones políticas se alejan de las demandas ciudadanas. Tiempos que parecen desmotivar al más utópico de los latinoamericanos.

Sin embargo, como sugirió Patricia Nigro -la representante de Argentina- Martín-Barbero motiva a que “busquemos la esperanza”, aún cuando el complejo panorama dificulte esta búsqueda.

Un mensaje que junto a la interpeladora propuesta del autor para investigar la comunicación y a su vocación por incidir en la educación, nos permite entender por qué Jesús Martín-Barbero ha sido uno de los cartógrafos más preciados en la investigación en comunicación. Gracias por tanto, maestro.

Comentarios