Edición Impresa

Idea cien: El IDEACIEN para mil profesionales

Mario Suárez Riglos 31/5/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

Cerrando el primer conjunto de cinco artículos para fundamentar y justificar la creación de museos, parques temáticos y/o centros de interpretación en diferentes lugares del departamento, y esperanzados en que, después de este póquer de ases más uno, la generosidad de EL DEBER nos permita seguir con la publicación de más propuestas, hoy nos detenemos para hablar de otra idea, la de un ente que sería el que se encargaría de supervisar la futura Red de Museos Cruceños: Nos referimos al Instituto Departamental de Investigación de Antropología y Ciencias Naturales del Oriente boliviano, que se complementa con la Red de Museos Cruceños.

Empecemos con la definición de este instituto de tan largo nombre, cuyas siglas podrían ser IDEACIEN, mientras no se nos ocurra algo más interesante para resumirlo, que sería un espacio en el que, sin quitarle autonomía a cada museo específico, se centralizaría formalmente la identificación, planificación, organización y articulación de las necesidades de producción cultural y científica activa de los cruceños, orientándose a reposicionar al departamento en el mundo contemporáneo.

Su concepción se basa en la tesis de que la Gobernación del Departamento de Santa Cruz debería estar articulando en toda su jurisdicción, en conjunto y coordinación con autoridades provinciales y municipales, una serie de trabajos de transcendencia histórica, cultural y científica, para plasmar investigación y proponer museos temáticos provinciales coordinados y concatenados entre sí para efectuar estudios sociales, antropológicos, geológicos, culturales, étnicos, biológicos y genéticos.

En nuestra idea, cuyo número es más de cien, el IDEACIEN no solo haría museología sino investigación e interacción social, es decir algo más allá de un complejo museológico en el sentido tradicional, para profundizar el conocimiento, coadyuvando con las universidades en la investigación y la extensión.

Como una reivindicación histórica, esta institución se articularía de modos diversos, permitiendo revisitar conceptos y contenidos, darles una nueva interpretación y facilitar la apropiación de algunos ejes que configuran la actual identidad cruceña, desde la antropología, las ciencias naturales y la historia. Un conjunto de elementos y propuestas que acerquen el país, la región, Latinoamérica y el mundo entero a los bolivianos orientales, pero que también les permita a éstos, mostrar sus costumbres, su pasado y ser oídos en dichos ámbitos y contextos.

Se trataría de un acercamiento lúdico y científico en sus dos conceptos: el de la recreación, y el de la ciencia, mostrando la nueva Santa Cruz, puesta en acto, en la innovación, en los modos de pensar, de creer, de concebir los problemas y sus soluciones pasadas y actuales.

Para resumir, y más allá de la mera referencia identificadora, el Instituto Departamental de Investigación de Antropología y Ciencias Naturales y la Red de Museos, procura ser un instrumento de cambio social, proveyendo investigaciones, propuestas, estudios y proyectos orientados al reposicionamiento de los cruceños en el mundo contemporáneo.

Un espacio que se abre para que los cruceños y los visitantes puedan usar y les sirva para sus vidas, que les deje la sensación de que al menos algunas respuestas están allí, de que algunas ideas y caminos están allí, y que necesitarán volver otra vez y otras veces al Instituto para encontrarlas.

Sabemos que el cruceño es el habitante y estante del departamento de Santa Cruz, que ama y trabaja por esta tierra sin importar su lugar de nacimiento, pero también sabemos que, aunque la cruceñidad parte de un origen determinado, común, singular, y que nos llena de orgullo, ésta es una identidad en construcción permanente, a la que hay que reforzarle los trazos originales para que las nuevas generaciones y los recién llegados sepan de dónde venimos.

Eso es, justamente, lo que hacen los museos y los institutos de investigación antropológica y de ciencias naturales. De manera que, bien cabe que los cruceños tengamos nuestro IDEACIEN. Son cientos las ideas, cientos los temas y muchos los cruceños. Y, además, ¡somos muchos tipos los cruceños!

Comentarios