Opinión

Invasiones inglesas por doquier

El Deber logo
5 de marzo de 2017, 4:00 AM
5 de marzo de 2017, 4:00 AM

En el libro All the countries we've ever invaded (Todos los países que hemos invadido), del inglés Stuart Laycock (Ed. Kindle), se nos recuerda algo único a nivel mundial. De los 195 representantes ante las Naciones Unidas –193 estados, el Vaticano y Palestina– solo 21 jamás fueron invadidos por Inglaterra. Increíble pero cierto, está plenamente documentado. 

Laycock menciona que el único país próximo a este récord de “invasor mundial” es Francia, con un lamentable agregado: a su vez ha sido el país que más veces y por más tiempo fue ocupado por ingleses. Luego de la invasión normanda de 1066 a las islas británicas, Inglaterra incursionó en Francia pretendiendo territorios por herencias o títulos nobiliarios. Vino la sangrienta guerra de los 100 años, incluido el martirologio de Juana de Arco, el desastre de Agincourt (1453, más de 40.000 galos fueron derrotados por los arqueros ingleses) y, en fin, así continuaron otros azarosos momentos durante ese conflicto. Recién al promediar el siglo XV Su Majestad Británica abandonó el último punto que aún ocupaba: Calais en el Canal de la Mancha. No en vano Napoleón en su apogeo quiso vengar lo que él mismo llamó “600 años de humillación ante Inglaterra”. Jamás pudo lograrlo. Primero su flota fue vencida por el almirante Nelson en Trafalgar y en 1815 el Duque de Wellington lo derrotó en Waterloo, derrumbando así el imperio que el corso había formado luego de la Revolución Francesa de 1789. No en vano ya comenté que el principal enemigo histórico de París no fue Alemania, sino Inglaterra, el oponente que tanto le quitó durante siglos al Estado galo. 

Bolivia se encuentra entre el pequeño grupo de estados jamás invadido, aunque sus efectos sí se sintieron por la influencia de las empresas inglesas instaladas en Chile que tuvieron participación indirecta en la Guerra del Pacífico. He aquí la corta lista de países que Londres nunca invadió: Andorra, Bielorrusia, Bolivia, Burundi, República Centro Africana, Chad, Congo, Guatemala, Costa de Marfil, Kyrgyzstán, Liechtenstein, Luxemburgo, Malí, Islas Marshall, Mónaco, Mongolia, Paraguay, Suecia, Tayikistán, Uzbekistán y el Vaticano. 

En su apogeo, el imperio británico controló prácticamente la cuarta parte del globo terráqueo. Ha sido el dominio colonial más exitoso de la historia. Y era global, no circunscrito a un continente o región. Los ingleses dominaban en las Malvinas y al unísono lo hacían en India, Singapur, China (Hong Kong), Mar Caribe, Polinesia, etc. Su omnipotente armada y su gran marina mercante custodiaban sus dominios, ayudando además en las frecuentes invasiones que de forma incompleta hemos comentado aquí 

Tags